CSI•F recurre la decisión del alcalde de Oliva de recortar 38.2 euros al mes a los funcionarios “por la crisis”


El sindicato considera el decreto “arbitrario y contrario a derecho” y pide al Ayuntamiento que rebaje los sueldos de cargos de confianza.




 

CSI•F recurre la decisión del alcalde de Oliva de recortar 38.2 euros al mes a los funcionarios “por la crisis”

El alcalde de Oliva ha aprobado por decreto de alcaldía descontar a los funcionarios 38.2 euros al mes del abono del concepto retributivo de cuatrienios durante 2009. El primer edil ha impuesto esta medida  alegando “la actual situación de crisis económica”, según consta en su escrito.

 

El sindicato CSI·F ha recurrido judicialmente el decreto por considerar que se está vulnerando los derechos de los trabajadores al restarles les 38.2 euros mensuales. Por el contrario, la central sindical explica que el alcalde puede disponer de hasta el 6% de un presupuesto de 21 millones de euros para desembolsos de libre asignación. De esta partida le resultaría más práctico y efectivo reducir gastos.

 

Además, otras medidas  de austeridad propuestas por los trabajadores consisten en la reducción del salario de los concejales y cargos de confianza y la eliminación de los sueldos de secretarios de todos los grupos políticos.

 

En el recurso contencioso la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) señala que “los motivos son arbitrarios y contrarios a derecho, ya que no se justifica la decisión adoptada con el fin pretendido de paliar la crisis”. En el mismo escrito los servicios jurídicos del sindicato recuerdan que “la ley no ampara el abuso de derecho o el ejercicio antisocial del mismo”.

 

El equipo de gobierno de Oliva asegura en su resolución que, debido a la actual situación económica se hace necesario “adoptar una serie de medidas y criterios de contención de los gastos salariales”. El primer edil firmó el decreto el pasado 14 de mayo y ya está aplicando la medida a los empleados públicos.

 

Los trabajadores afectados son 112 y el malestar entre ellos resulta palpable. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) ya ha interpuesto un recurso contencioso administrativo contra la decisión del alcalde de la población.

 

 

Esta no es la primera vez que el alcalde de Oliva adopta decisiones que provocan el disgusto de los empleados del Consistorio Desde mediados del 2008 los policías locales están reclamando al Ayuntamiento un cambio de fundas tras la compra de nuevas armas. El equipo de gobierno decidió adquirir pistolas para la mayoría de los policías y revólveres para 25 de ellos y las fundas no son apropiadas para los revólveres, por lo que existe el peligro de que se caigan o que sean sustraídas con facilidad.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) también  ha denunciado esta situación ante los tribunales.