Gandia promueve la Cultura de la Mediación en los colegios de la ciudad


El Ayuntamiento de Gandia ha presentado el proyecto educativo que bajo el nombre de “La Cultura de la Mediación”, trata de potenciar la mediación como herramienta muy útil para resolver conflictos culturales sin necesidad de utilizar la violencia y a través de la promoción de otros valores más positivos como el respeto, la comunicación, la colaboración y el consenso.




 

Gandia promueve la Cultura de la Mediación en los colegios de la ciudad

Se trata de un proyecto que se inició en la escuela gandiense de Roís de Corella y este año se ha desarrollado en 9 colegios; y el próximo curso se extenderá a AMPAS, profesorado, Escuela de Adultos, Universidad y Centro de Acogida de Menores de la Safor.

La intención es dotar el alumnado de competencias que le permiten escolar, dialogar y reflexionar por ir modificando la tendencia habitual de ver a los otros como adversarios, y hacer más fácil la comunicación creando entornos favorables.

Desde el área de Bienestar Social, Igualdad y Participación del Ayuntamiento de Gandía se han editado trípticos y carteles para la difusión de la Cultura de la Mediación en las escuelas, institutos, universidad y AMPAS, ya que desde el Centro de Convivencia y Mediación se apuesta por la formación en la cultura del diálogo.

La concejala de Educación del Ayuntamiento de Gandia, Liduvina Gil, ha  señalado la importancia de la mediación para resolver conflictos en la actualidad sin necesidad de recurrir a la violencia ni la discusión.

Por su parte, la co-responsable del Centro de Mediación y Convivencia de Gandia, Luisa Morant, ha destacado algunos de los aspectos fundamentales a la hora de mediar antes de actuar. Para ella, el alumnado aprende a partir de experiencia en actividades diseñadas con objetivos específicos, que están fundamentados en el desarrollo de habilidades de comunicación, emocionales y de reflexión conjunta en relación a hechos, así como el desarrollo de la valoración de la diversidad.

Se trabaja la promoción de la legitimación, el reconocimiento y la autonomía de las personas; la promoción de la empatía y el respeto; el diálogo entre las partes que necesitan comunicación; y el trabajo de habilidades sociales que facilitan una comunicación ágil y fluida entre las diferentes culturas.

Hasta ahora, cinco centros educativos de la ciudad de Gandia ya se han beneficiado de este programa educativo que continuará desarrollándose en  otros cuatro centros más de la ciudad.