CSI•F refuerza la formación de la policía local que trabaja en zonas turísticas


El sindicato imparte un curso sobre intervenciones en bares, locales y verbenas, donde prestan el 80% de los servicios policiales estivales.




 

CSI•F refuerza la formación de la policía local que trabaja en zonas turísticas

El sindicato CSI·F refuerza la formación de los policías locales de municipios turísticos con el fin de establecer un protocolo de actuación en establecimientos públicos, espectáculos, locales al aire libre y actividades recreativas. Para ello, durante esta semana imparte un curso en Cullera en el que les instruye sobre intervención en zonas turísticas.

 

Durante los meses estivales el 80 por ciento de los servicios que prestan los policías de municipios turísticos se centra en establecimientos públicos como locales o áreas recreativas. Por este motivo la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) ha querido realizar un curso de reciclaje para explicar a los agentes el nuevo decreto sobre el derecho de admisión, control del aforo de locales, horarios de espectáculos públicos y actuaciones de protección contra el ruido.

 

El curso tiene lugar cada tarde en Cullera y a él asiste un gran número de agentes de esta localidad y también de Alzira o Benifaió. Durante esta semana se explica a los policías los horarios, según las disposiciones legales, del cierre de los teatros, auditorios, parques acuáticos, discotecas, salas de baile, pub o verbenas

 

Con respecto al decreto sobre el derecho de admisión en espectáculos públicos, insisten a los agentes en que el derecho de admisión lo podrá ejercer el titular del establecimiento aunque en ningún caso puede producirse discriminación alguna por razón de nacimiento, sexo, religión o cualquier circunstancia personal o social. Además, los policías deberán controlar que los titulares del establecimiento tengan libro de reclamaciones  y un cartel con las referencias a las condiciones de acceso.

 

En cuanto a la protección contra el ruido, responsables de CSI·F han explicado a los agentes la existencia de planes acústicos municipales, la distancia que debe tener un local al aire libre respecto a otra actividad y la necesidad de los locales de disponer en su licencia de los niveles máximos de ruido que pueden emitir dependiendo del tipo de actividad.

 

Todas estas cuestiones teóricas servirán a los policías locales de zonas turística y con un gran volumen de locales de ocio a reaccionar ante cualquier queja, reclamación o situación que se pueda producir en uno de estos establecimientos.