Monseñor Osoro clausura el Año Paulino en el Templo Jubilar de la Alquería de la Comtessa


El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, clausuró el viernes la celebración del Año Santo Paulino en la parroquia de la localidad valenciana de L’Alqueria de la Comtessa, a la que han peregrinado más de 2.500 fieles para obtener la indulgencia plenaria, desde que fue declarado templo jubilar desde junio de 2008.




 

Monseñor Osoro clausura el Año Paulino en el Templo Jubilar de la Alquería de la Comtessa

El prelado presidió a las 19:00 horas una misa de acción de gracias con la que inauguró, también, las obras de restauración acometidas en el templo parroquial, dedicado a San Pedro y San Pablo.  Además, la iglesia cumple este año el primer centenario de su construcción, según ha indicado hoy a la agencia AVAN el párroco, Ernesto Sanchis, que ha elogiado la “gran implicación de todo el pueblo en los trabajos de restauración del templo”.

Previamente, y tras recorrer las obras, que se han desarrollado durante dos años y medio tanto en el interior como exterior del templo, el arzobispo presidió la reunión del consejo pastoral, que “quedó oficialmente constituido” , y firmó el acta de creación de este organismo.

A continuación, el titular de la archidiócesis acudió al Ayuntamiento de L’Alqueria de la Comtessa, en donde firmó en el Libro de Oro, y bendeció las cruces para desde allí iniciar, junto con centenares de fieles, una peregrinación jubilar hacia la parroquia, en donde finalmente el arzobispo presidió la eucaristía.

Asimismo, monseñor Osoro descubrió, finalmente, una placa conmemorativa del Año Paulino, que quedó ubicada en el exterior de la iglesia.

Con motivo de la celebración del Año Santo Paulino, convocado por el papa Benedicto XVI para recordar los 2.000 años del nacimiento del apóstol, que finalizará oficialmente el próximo 29 de junio, la parroquia Santos Pedro y Pablo de L’Alqueria ha organizado, además de las peregrinaciones jubilares, misas especiales en honor de San Pablo así como actividades culturales.

Así, la parroquia ha elaborado una presentación en “power point” sobre la vida del apóstol, y ha contado, en los diferentes actos organizados durante el Año Santo, con la presencia del obispo auxiliar de Valencia monseñor Enrique Benavent, en noviembre de 2008, así como de monseñor Salvador Giménez, obispo electo de Menorca, el pasado mes de enero.

Por otra parte, el próximo 29 de junio, la parroquia de L’Alqueria de la Comtessa cumplirá el primer centenario de su construcción y acogerá la celebración de una misa solemne. Igualmente, los feligreses y vecinos tienen previsto engalanar las calles de la localidad con motivos religiosos en honor de San Pablo.