Arc de Mig Punt destaca que la Alquería de Romaguera tiene un gran valor patrimonial para Gandia


En la última comisión de urbanismo, convocada precipitadamente, por el gobierno municipal de Gandia ha decidido derribar la alquería de Romaguera, sin haber estado presentados y acabados los informes encomendados a los expertos, el arquitecto Carles Dulce y el arqueólogo Víctor Algarra.




 

Arc de Mig Punt destaca que la Alquería de Romaguera tiene un gran valor patrimonial para Gandia

De esta manera se vulnera el acuerdo del Ayuntamiento de no tomar ninguna decisión sin contar con les mencionados informes. De hecho, Víctor Algarra nos ha comunicado que el informe definitivo aún no le tiene concluido y menos aún presentado. Por lo que respecta al dictamen de Carles Dulce, no sabemos nada. Todo viene a decir, por lo tanto, que se trata de una farsa orquestada por Mut y Orengo, en la que los informes son puro parafernalia para engañar a la gente y, quizá, los mismos votantes de sus partidos.

 

Con todo, a la comisión de urbanismo se ha presentado un presunto informe, basado en notas preliminares de Víctor Algarra y firmado inesperadamente también por el arqueólogo municipal Joan Cardona. En todo caso, estas notas preliminares demuestran que los orígenes del edificio se remontan al siglo XVI, el tiempo de san Francisco de Borgia. Eso quiere decir, como repetidamente ha insistido Arc de Mig Punt, que estamos ante una de las alquerías más antiguas y de mayor valor patrimonial e histórico de Gandia, junto a la alquería del Duque, la alquería de Martorell y la Torre de los Padres. Pero ni eso es suficiente por salvar la alquería de la demolición inminente. La credibilidad democrática del gobierno municipal queda en entredicho.