Limpieza de naranjos en Oliva contra el polvo del gaseoducto


Tras la acumulación de polvo en los árboles frutales de la zona de Covatelles de Oliva, a causa de las obras de construcción del gaseoducto que conectará con Baleares, la empresa adjudicataria de las obras está llevando a cabo trabajos de riego directo sobre los naranjos de esta zona agrícola, evitando de esta forma que las nubes de polvo perjudiquen la salud de los árboles.




 

Limpieza de naranjos en Oliva contra el polvo del gaseoducto

El departamento de Agricultura del Ayuntamiento de Oliva advirtió hace unos meses que el polvo producido por las obras del gaseoducto que conectará con Baleares podría ser nocivo para la salud de los árboles situados en los huertos próximos a los caminos rurales de la zona de Covatelles, ya que una acumulación de polvo podría asfixiar a estos árboles frutales.

De esta forma, y desde el área de Agricultura, el edil Santacatalina explicaba que el consistorio se puso en contacto con la empresa Enagás, adjudicataria de las obras del proyecto, para actuar inmediatamente al respecto. Así, y tras probar con el riego de caminos para evitar nubes de tierra en estos caminos, se ha optado finalmente por rociar con agua los naranjos afectados. Un tratamiento mucho más efectivo, sufragado íntegramente por la empresa Enagás, y que afecta a los 14 kilómetros de longitud que ocupa la canalización del gaseoducto, en dirección hacia Dénia.

Además, Vicent Santacatalina informaba de la ejecución de la segunda fase de los trabajos de fumigación en los árboles ubicados en el Paseo del municipio. El edil socialista explicaba que esta segunda fase comprenderá hoy desde Alcalde Juan Sancho hasta Lluís Vives, y mañana abarcará el resto del Paseo, incluyendo Gregori Mayans y su prolongación. Una actuación que se repite cada año con el fin de luchar contra los hongos que la lluvia produce en este tipo de árboles.