Oliva se queda, por el momento, sin nueva guardería municipal


El Partido Popular y Unió Valenciana han denunciado la falta de previsión de Vicent Sabater, edil delegado de Hacienda, y su poca seriedad al frente de los presupuestos municipales, que solamente un mes más tarde de su aprobación han tenido que ser sometidos una vez más a modificaciones. Salazar (UV) intuía además que esta modificación presupuestaria podría deberse a un intento de esconder información por parte del edil y portavoz socialista.




 

Oliva se queda, por el momento, sin nueva guardería municipal

Ayer martes tenía lugar en Oliva una sesión plenaria extraordinaria que abogó en el segundo punto del orden del día las alegaciones al presupuesto municipal de 2009 y su aprobación definitiva. En concreto, una modificación que ha comportado la supresión de la partida destinada a la construcción de la nueva guardería municipal para cubrir una deuda del consistorio ante un particular. Se trata de una sentencia judicial que condena al consistorio al pago de 470.000 euros, más intereses, a un propietario en contraprestación por una reparcelación urbanística en Rabdells. Una cantidad que no se había previsto a la hora de redactar el presupuesto y que ha surgido ahora tras su aprobación el pasado 4 de junio.

El Partido Popular se posicionaba en contra de esta modificación, ya que para hacer frente a este pago, ha desaparecido de un plumazo el montante presupuestado para la construcción del nuevo centro infantil. El portavoz popular, Fran Soria, se preguntaba que cómo una inversión tan necesaria no fue prevista de antemano, ni tampoco incluida en el Plan Camps ni el Plan Zapatero. Soria explicaba que existe una gran demanda de este servicio municipal y que la construcción de la nueva guardería infantil es una clara necesidad, ya que este año tan sólo han podido formalizar su matrícula alrededor de la mitad de las familias interesadas.

Por su parte, el portavoz de Unió Valenciana, Pepe Salazar, ha trasladado su preocupación al respecto, ya que si no existe ahora esta partida presupuestaria, el consistorio no podrá acceder a la subvención de Conselleria para la construcción del centro. El líder valencianista ha considerado además que la mala planificación urbanística de los últimos años está comportando que sean los propietarios de las parcelas afectadas los que tengan que hacerse cargo de la nefasta gestión municipal.

Soria y Salazar criticaban que además de llegar tarde la aprobación del presupuesto, sea sólo un mes después cuando llegue esta modificación de crédito, denunciando de esta forma la falta de previsión del gobierno municipal y reprochando al concejal de Hacienda, Vicent Sabater, su poca seriedad ante los presupuestos municipales. Salazar intuía además un posible intento de esconder la resolución de la sentencia por parte del edil socialista Vicent Sabater, ya que ésta fue publicada en el mes de mayo y el presupuesto municipal fue presentado en junio por el ejecutivo local para su aprobación en sesión plenaria.