Oliva, mora y cristiana


El periodista Julio Tormo, encargado de pronunciar el Pregón Oficial de esta edición de las fiestas, incitó a los asistentes a sumarse al bullicio festivo que inunda la ciudad durante estos días.




 

Oliva, mora y cristiana

Oliva vive a estas horas totalmente inmersa en la festividad de Moros i Cristians. La noche del pasado sábado se daba el pistoletazo de salida con la Presentación de cargos de la presente edición mora y cristiana, y ayer jueves miles de personas daban la bienvenida definitiva a unas fiestas muy esperadas y capaces de movilizar a toda la ciudad.

Tormo alabó la fiesta de Moros i Cristians de Oliva como una de las fiestas más arraigadas de la Comunidad Valenciana y manifestó sentirse orgulloso de poder actuar de pregonero de unas fiestas declaradas de Interés Turístico Autonómico.

El periodista resaltaba la fuerza de estas fiestas y su consolidación en el esquema festivo valenciano. Un hecho que ha comportado, entre otros, que sea la única localidad donde se corta al tráficoa la carretera nacional para proceder a los desfiles de viernes y sábado.

    

Tormo estuvo acompañado por las autoridades municipales; los capitanes moro y cristiano, Salvador Ferrer, de la Filà Mudèjars, y Andrés Fuster, de la Filà Pirates; y la Federació de Moros i Crisitians d’Oliva. Las Salvas de Arcabucería dieron paso al tradicional pasodoble “Oliva 1990” del maestro Miquel Villar, y que interpretaron todas las bandas de música en el Passeig de L'Estació. Por la noche, miles de comensales se dieron cita en la Nit del Putxero y la entradeta informal, prolongando la fiesta hasta altas horas de la madrugada.

Espectáculo garantizado en una programación que continuará hoy a partir de las 8 de la tarde con la Entrada Cristiana y seguirá hasta el amanecer con el tradicional Desembarc de las tropas moras en la playa de la Mitja Galta. Mañana sábado, a partir de las 7 de la tarde, tendrá lugar la Entrada Mora, donde las tropas de la media luna tomarán la ciudad.