El partido nacionalista de Tavernes de la Valldigna, descontento por la gestión del gobierno


Descontento en el partido nacionalista de Tavernes de la Valldigna por la mala gestión que está llevando a cabo el gobierno. En contra de lo que ocurre en otras localidades, como Gandía, donde la participación entre los partidos hace posible la existencia de compromisos políticos y trabajos serios que se traducen en inversiones para la ciudad, en Tavernes sólo hay un Plan General de Ordenación Urbana, promesas y declaraciones. Una cortina de humo que sustituye a las inversiones reales y tangibles. El gobierno está en una situación económica deficitaria debido a la mala gestión del PP, y aún así no se hacen los esfuerzos necesarios para que entre en el consistorio dinero proveniente de otras administraciones, lo cual llama la atención si se tiene en cuenta de que la diputación y la generalitat, al igual que el ayuntamiento de Tavernes, son del mismo partido. En Gandía en cambio, a pesar de no compartir la misma ideología política, están recibiendo un gran respaldo por parte de otras instituciones. La posible causa de esta falta de inversiones y de la existencia de proyectos sin visos de ejecución, podría ser la falta de participación de los restantes grupos políticos del consistorio. El partido popular gobierna con mayoría absoluta y según critican los nacionalistas, no cuentan con el resto de concejales. “Ellos han ganado, ellos mandan”, pero el problema es que no pueden mandar en una ciudad que pertenece a todos los ciudadanos y a todos los partidos que la representan.




 

El partido nacionalista de Tavernes de la Valldigna, descontento por la gestión del gobierno