El concejal de urbanismo de Tavernes desmiente las acusaciones vertidas por parte de la Coordinadora contra la alta tensión


El concejal de urbanismo de Tavernes ha desmentido las acusaciones de ha sido objeto el ayuntamiento por parte de la Coordinadora contra la alta tensión. Unas acusaciones según las cuales la diputación de Valencia se habría manifestado en contra de las prospecciones arqueológicas que Iberdrola pretende llevar a cabo en la zona afectada por el yacimiento prehistórico Bolomor. Para poder realizar el trazado eléctrico, hay que hacer una serie de catas previas a las obras que tienen que ser autorizadas por la consellería de cultura. EL ayuntamiento desconoce la existencia de un escrito de la diputación prohibiendo estas obras. Lo único de lo que tienen constancia es de la autorización emitida por parte de consellería de cultura para la prospección arqueológica solicitada por Iberdrola. El ayuntamiento por tanto no oculta información. Es más, Bono anima a los responsables de la coordinadora a que envíen al ayuntamiento la documentación que tengan con respecto a este asunto porque por su parte, no tienen conocimiento de esa negativa que les acusan de estar ocultando. El proyecto autorizado por consellería contempla la prospección arqueológica en una longitud de unos 15.000 metros cuadrados repartidos entre los términos de Tavernes, Simat y Benifairó. Iberdrola será quien se encargue de llevar a cabo las prospecciones y mandar los resultados a consellería para que autoricen el comienzo de las obras de la línea de alta tensión.




 

El concejal de urbanismo de Tavernes desmiente las acusaciones vertidas por parte de la Coordinadora contra la alta tensión