Juan Cotino visita Gandia para inaugurar el edificio "Els Vents"


La ciudad de Gandia ha recibido esta mañana la visita del Conseller de Bienestar Social, Juan Cotino, con motivo de la inauguración del edificio Els Vents, a cargo de la fundación Espurna. Se trata de una obra de la asociación que dará un salto de calidad en la atención y calidad de vida de los discapacitados que atiende. El edificio cuenta con 8 viviendas tuteladas y con espacio suficiente para habilitar un Centro de Día, las dependencias del Centro Especial de Empleo y varias oficinas.




 

Juan Cotino visita Gandia para inaugurar el edificio "Els Vents"

El edificio ha sido ideado por el arquitecto Roberto Santatecla y se encuentra ubicado en la calle Pellers de Gandia. Alberga un centro de día con capacidad para 20 plazas y 8 viviendas tuteladas para 32 personas. Para la construcción, equipamiento y mantenimiento del centro, la Conselleria de Bienestar Social ha concedido una subvención de cerca de 700.000 euros.

La fachada del edificio está decorada con un mosaico colorista firmado por fragmentos de cerámica, con esto la fundación pretende ofrecer a sus clientes un producto diferente. En la planta baja existe una exposición donde se pueden observar y adquirir toda clase de manufacturas elaboradas por los miembros de ESPURNA. Una de las personas que trabajan en la fundación, Charo García afirmaba "nos encantaría que se nos conociera por la fachada y no por la gente que vive dentro".

El Conseller ha explicado que la Fundación ESPURNA, que gestiona el centro que hoy se ha inaugurado, ha recibido este año subvenciones de la Conselleria de Bienestar Social por un importe de 1’6 millones de euros para la construcción, equipamiento y mantenimiento de los 14 centros para personas con discapacidad psíquica que poseen en Gandía y en Tavernes de la Valldigna.

La inauguración de esta obra culminante de la Fundación supone también un reconocimiento a todas las personas, empresas y entidades que han colaborado en el crecimiento de la asociación, bien por medio de donaciones bien mediante la compra de productos propios de la fundación Espurna.

Charo García también agradecía a las empresas su colaboración de la siguiente manera: "Queremos agradecerles el que hayan confiado y nos hayan dado trabajo durante tanto tiempo" y que "este edificio es gracias a ellos".