Presentación del nuevo radar meteorológico para la ciudad de Gandia


Gandia ha presentado en rueda de prensa el nuevo radar meteorológico. Un nuevo elemento que ayudará a la prevención de las inundaciones mediante un conocimiento exhaustivo y en tiempo real de las descargas de agua que se estén produciendo en un espacio de 30 kilómetros alrededor de la ciudad. Gandia es la primera ciudad española que cuenta con éste sistema, que se implanta como complemento a la inversión que desde hace años se viene realizando en la lucha contra las avenidas de aguas. Sólo la ciudad de Génova, en Italia tiene un sistema similar de predicción, dado que sus características geográficas son muy similares a Gandia. Según Joan Francesc Peris, Gandia tiene problemas de inundabilidad, debido fundamentalmente a que se encuentra atravesada por un río, un barranco y que tiene a sus espaldas un sistema de montañas que en caso de lluvias, dejan caer el agua sobre la ciudad. Es decir, que el peligro de inundaciones se produce en la mayoría de los casos por lluvias intensas en otras localidades, que no en Gandia.




 

Presentación del nuevo radar meteorológico para la ciudad de Gandia

No hubo color en el partido. Desde el principio se vio que el Oliva lo iba a tener muy complicado para puntuar en el campo de la Murta de Xátiva ante un Ontinyent muy crecido y superior.

Otra vez, el partido estuvo condicionado por el tempranero gol del rival. Los olivenses vieron como su portería se perforaba a los pocos minutos del comienzo. Y es que una vez más, el comienzo del conjunto olivense fue malo.

El equipo de Suso Monzó, con numerosas bajas, no llegó a inquietar la puerta del rival en todo el encuentro, salvo la ocasión que desaprovechó Kike en la recta final del mismo cuando el partido ya estaba sentenciado.

La séptima derrota de la temporada a domicilio se finiquitó prácticamente en la primera parte, después del 2 a 0 en contra con el que se llegó al descanso.

En el segundo período fue más de lo mismo. Un Ontinyent lanzado, amo y señor de la situación, ante un rival muy flojo y sin llegada.

Al final, 3 a 0 y el Oliva que termina el 2005 situado en zona de descenso. Bien le vendrán las fiestas para tomar nuevos bríos y afrontar el nuevo año con más fuerza.