AVA-ASAJA afirma que en dos años ha desaparecido el 30% de las granjas porcinas valencianas


La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) asegura que en los dos últimos años ha desaparecido el 30% de explotaciones porcinas valencianas. En 2008, el número de plazas ascendía a 1,530.759 distribuidas en 1.115 granjas. El sector que arrastra una grave crisis de rentabilidad, sigue sin recuperarse del varapalo de 2007. En aquella ocasión, los precios que recibió el ganadero, a nivel autonómico y nacional, fueron tan bajos que muchos decidieron abandonar.




 

AVA-ASAJA afirma que en dos años ha desaparecido el 30% de las granjas porcinas valencianas

Durante otras campañas, por estas fechas, el precio en origen osciló entre 1,40 y 1,60 €/kg., pero actualmente, la cifra ha descendido hasta 1,18 €/kg. Teniendo en cuenta que al ganadero le cuesta producir un kilo de cerdo en torno a 1,10-1.20 euros, en estos momentos está vendiendo incluso por debajo de coste.

A este problema de falta de precios dignos, hay que sumarle que en 2013 entra en vigor la directiva de la Unión Europea sobre bienestar animal. Esta obliga al ganadero a hacer nuevas inversiones para mejorar en sus instalaciones para mejorar las condiciones de bienestar animal. Esto supone un gasto imprevisto que el ganadero no puede afrontar debido a la profunda crisis en que está sumida el sector.

“Esta bajada de precios sería normal en el mes de octubre ya que, con el descenso de la demanda se produce una bajada natural de los precios en el mercado, por lo tanto, en los próximos meses en que desciende el consumo, se agravará aún más la desesperada situación” afirma el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado.

Para la organización agraria, una de las causas de la caída de los precios en origen del cerdo se debe a la presión a la baja que ejercen las grandes superficies y los mataderos. Esto contrasta con el precio que paga el consumidor que apenas lo nota.