La Conselleria de Medio Ambiente sanciona al Ayuntamiento de Oliva por la construcción ilegal de una depuradora en Rabdells


Ha sido el portavoz de Unió Valenciana, Pepe Salazar, quien ha dado a conocer públicamente la sanción de 3.000 euros impuesta al consistorio olivense por la supuesta infracción cometida sobre los Espacios Protegidos de la Comunidad Valenciana, con la puesta en funcionamiento de esta infraestructura, ejecutada sin autorización y sin contar con informe previo favorable de impacto ambiental.




 

La Conselleria de Medio Ambiente sanciona al Ayuntamiento de Oliva por la construcción ilegal de una depuradora en Rabdells

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda ha sancionado económicamente al Ayuntamiento de Oliva por la construcción en 2008 de la Estación Depuradora del Plan Parcial Rabdells UE-2, en su segunda fase de urbanización, en parcela protegida medioambientalmente.

 

Ante la ilegal ubicación de la Estación Depuradora, situada en la desembocadura de la acequia del Vedat, Conselleria ha instando al Ayuntamiento de Oliva a su demolición, para reponer dicha zona a su estado natural. Salazar indicaba que si el Ayuntamiento no toma cartas en el asunto, la Conselleria de Medio Ambiente podría actuar por su cuenta.

 

El edil ha denunciado la falta de previsión del gobierno municipal y ha lamentado que sean una vez más los vecinos quienes paguen las consecuencias de la gestión urbanística del PSOE, que aprobó una retasación por la cual obligó a los vecinos a desembolsar un total de 306.909 euros para la construcción de la depuradora, que ahora podría ser desmantelada.

 

En este sentido, el portavoz valencianista ha criticado que el PSOE comienza siempre la casa por el tejado, asegurando que el Ayuntamiento de Oliva se asemeja cada día más a una república bananera.