El centro de interpretación del Parparlló Borrell estará finalizado en diciembre


Se trata de una de las 22 acciones derivadas del plan ZP en Gandia, que con una inversión de 300.000 euros se está llevando a cabo en estos momentos. Un centro que compartirán Gandia y Barx y para el que ya se están poniendo de acuerdo a la hora de organizar visitas y regularizar la explotación del mismo. El objetivo del centro, promover la educación ambiental




 

El centro de interpretación del Parparlló Borrell estará finalizado en diciembre

Esta es una de las 22 obras que se derivan del plan de fomento de empleo estatal conocido como plan ZP. En esta ocasión se trata de la construcción de un edificio en una parcela de 1.500 metros cuadrados, en término municipal de Gandia, pero lindero con Barx y que se ubica en pleno espacio natural protegido. El edificio, que cuenta con una serie de instalaciones bien diferenciadas, cuenta con un presupuesto de 300.000 euros y un periodo de ejecución de 8 meses, por lo que el gobierno municipal confía en que esté completamente finalizado en el mes de diciembre.

Este edificio, por su ubicación, cuenta con una serie de características singulares, como la integración en el espacio en que se ubica, la utilización de materiales naturales como la madera o la piedra para que tanto el interior como el exterior de la edificación se adapte a la zona. Además cuenta con tres zonas perfectamente delimitadas, una pública que será utilizada por los visitantes, otra privada para los servicios técnicos y administrativos y finalmente un espacio exterior en el que ya se encuentra ubicado un mirador con impresionantes vistas de la zona y un aparcamiento que cuenta con vegetación para atenuar el impacto de los coches.

Este centro nace con un objetivo claro que definía así el técnico del área, Jesús Ribes

Las obras se encuentran en marcha, pese a que con las diferentes alertas de preemergencia por incendio, ha sufrido retrasos, pero según el técnico estaban previstos, por lo que se espera que a finales de año el centro esté finalizado. Eso sí, quedará pendiente la habilitación del mismo y el equipamiento como espacio museístico, un proyecto que deberá ser financiado por la administración local, por lo que en estos momentos se están buscando subvenciones que permitan aligerar el coste del mismo.

Desde el departamento se ha mostrado satisfacción por el proyecto, y han asegurado que ya se han mantenido reuniones con el alcalde y el equipo de gobierno de Barx para la explotación del mismo, un centro del que se beneficiarán tanto los ciudadanos de Gandia como los de Barx.