El curso se inicia en Miramar con el estreno de las nuevas instalaciones del CEIP Santa Anna


Mañana martes, 8 de septiembre, se inicia un nuevo curso en Miramar marcado por el estreno de las nuevas instalaciones del CEIP Santa Anna. Las obras de ampliación, concluidas durante la pasado primavera, han supuesto la solución a los problemas de espacio que ha sufrido la escuela de Miramar durante los últimos años, y que han obligado al Ayuntamiento a tomar diversas medidas alternativas. Este curso, alrededor de 180 alumnos se han matriculado en el CEIP Santa Anna de Miramar.




 

El curso se inicia en Miramar con el estreno de las nuevas instalaciones del CEIP Santa Anna

Una vez finalizada la nueva escuela, Miramar ya cuenta con un centro completo, integrado por  seis aulas de Educación Primaria y tres de Educación Infantil. El nuevo C.P Santa Ana dispone de unas instalaciones de primer nivel, entre las que destacan un aula de informática, diversas salas de usos múltiples, biblioteca, gimnasio con vestuarios y diversas instalaciones deportivas.

 

La ampliación del CEIP Santa Anna ha sido posible gracias a las gestiones del Ayuntamiento y el Consejo Escolar ante la Conselleria de Educación. Dichas gestiones consiguieron que Conselleria comprendiera la necesidad de ampliar el centro educativo. El Ayuntamiento de Miramar, por su parte, “aportó el solar necesario para las obras de ampliación, así como urbanizó y cedió temporalmente a Conselleria el solar donde se han ubicado los barracones durante los últimos meses”, explica el alcalde de Miramar, Asensio Llorca.

 

Hay que recordar que, además de las ventajas en cuanto a infraestructuras, el hecho de que el CEIP Santa Anna ya sea un centro completo, con nueve unidades o aulas, también comporta diversos beneficios en cuanto a calidad de la enseñanza, ya que la plantilla de profesores se incrementa considerablemente. Asimismo, también supone la creación de un equipo directivo completo, hecho que mejora la gestión interna del centro.