AVA-ASAJA exige añadir el consumo de zumo de naranja a las recomendaciones para prevenir la gripe A


La Asociación Valencia¬na de Agricultores (AVA-ASAJA) insta a las administraciones a incluir el consumo diario de zumo natural de mandarinas y naranjas en la campaña oficial para prevenir la gripe A. Así, la ingesta habitual de cítricos en fresco se sumaría a medidas preventivas hechas públicas ya a través de la impresión y distribución de folletos y pósters, como taparse la boca con un pañuelo desechable al estornudar o lavarse las manos frecuentemente con jabón durante al menos un minuto.




 

AVA-ASAJA exige añadir el consumo de zumo de naranja a las recomendaciones para prevenir la gripe A

Está más que demostrado que los cítricos contienen cantidades abundantes de vitamina C que, además de ser un potente antioxidante, ha sido utilizada desde siempre por sus propiedades antiescorbúticas para prevenir y, en caso de contagio, mejorar la recuperación del paciente en enfermedades como la gripe y el resfriado.

De cara a la nueva campaña citrícola, que se presenta con un 20-25% de merma de cosecha, “tomar más zumos naturales no sólo significaría estar mejor prepa­rados para combatir la gripe A, sino que además contribuiría a aumentar la demanda y por tanto la rentabilidad de los citricultores tras varias cam­pañas absolutamente ruinosas”, manifies­ta el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado.

El dirigente agrario concluye que la mayor ingesta de zumo de cítricos autóctonos supondría un “beneficio sanitario, así como económico y social que redundaría en toda la sociedad valenciana, productores y consumidores”.

La amenaza del virus N1H1 ya ha provocado, efectivamente, un incremento del consumo de cítricos en países del hemisferio sur como Argentina. Durante el invierno, en el momento álgido de expansión del virus por las bajas temperaturas, la campaña lanzada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) contribuyó a disparar la venta de naranjas, mandarinas y pomelos locales. Conocedores de los beneficios que aportan para la prevención de gripes, los argentinos han aumentado la demanda de los cítricos en más del 20% para paliar la incidencia de la gripe A.