La Fallera Mayor de Gandia de 2.010 vive su Demanà en el monasterio de Sant Jeroni de Cotalva


La comunidad fallera celebró, el pasado viernes, uno de los actos más importantes para el ejercicio de 2.010; la Demanà de la fallera mayor de Gandia, Maure Albiñana Martí.




 

La Fallera Mayor de Gandia de 2.010 vive su Demanà en el monasterio de Sant Jeroni de Cotalva

El acto pasará a la historia por celebrase por primera vez en el convento de Sant Jeroni de Cotalva, pero también será recordado por contar por primera vez con la presencia de las 23 comisiones.

 

Maure Albiñana Martí, la Fallera Mayor de Gandia de 2.010, vivirá la celebración del quinto centenario del nacimiento de San Francisco de Borja y eso la hace ser una fallera mayor muy especial, según explicó el presidente de la junta local fallera, Jesús Garcia. También destacó el encanto del escenario escogida para el acto “es una feliz coincidencia celebrar la Demanà de la mujer que va a convertirse en la Fallera Mayor del año Borja de 2.010 en este monasterio fundado por el duque Alfonso “El vell”, antepasado del ducado de San Francisco de Borja.

 

El alcalde de Gandia, José Manuel Orengo,  también expresó su satisfacción y alegría por celebrar el acto de la Demanà en el monasterio de Sant Jeroni “nos rodean 700 años de historia, ligados a nuestro pasado más esplendoroso, es normal que estemos todos nerviosos e impresionados” comentó el alcalde, que quiso recordar que Maure Albiñana Martí era la protagonista del acto y el escenario había sido elección de la propia Fallera Mayor de 2.010.

 

Maure Albiñana destacó en su discurso el honor y orgullo que suponía contar con las 23 comisiones falleras de Gandia y sus reinas en un acto tan emotivo para ella, “se inicia un camino deseado desde el fondo de mi corazón, un sueño que creía que jamás iba a cumplirse”. Además, Maure Albiñana se comprometió a abrir su corazón a todo el colectivo fallero y a mostrarse tal y como es “me gustaría no ser tan solo el recuerdo de una fotografía colgada en la pared de un casal, querría que me recordarais por como soy y no por lo que soy.

 

El acto de la Demanà concluyó con una cena, que ofreció Maure Albiñana Martí y su familia a todos los presentes, en ella destacó la presencia de la familia Trenor, propietaria del monasterio de Sant Jeroni de Cotalva.