Carlos Canet y Yolanda Pastor, concejales del Ayuntamiento de Oliva, denuncian las actuaciones en el casco histórico


Carlos Canet y Yolanda Pastor concejales del Ayuntamiento de Oliva denuncian las desafortunadas actuaciones en el casco histórico de Oliva en materia de obras y hacen suyo el dicho de que nadie se queja sin razón.




 

Carlos Canet y Yolanda Pastor, concejales del Ayuntamiento de Oliva, denuncian las actuaciones en el casco histórico

Por eso cuando los vecinos de la Asociación el Raval de Oliva y la Asociación ciudadana Raval-Guerrería dijeron hace pocos días que, poco más o menos, se les había tomado el pelo en aquello referente a las actuaciones del Plan Zapatero en el casco histórico de Oliva, no iban desencaminados

 

Solo hace falta que nos demos una vuelta, sin prisas, por ese casco histórico y anotemos cuidadosamente las actuaciones “metrocuadradas” del plan Zapatero al que yo califico como Plan Remiendo -por el tipo de actuaciones llevadas a cabo- y que hacen patente y aclaran las “alturas de miras” y “el saber hacer” del gobierno local PSOE-BLOC, al que suspendemos con un cero absoluto en estas vergonzosas actuaciones en el casco antiguo de Oliva

 

Los vecinos de las asociaciones cívicas Raval y Raval-Guerrería pedían zonas ajardinadas, contenedores enterrados, actuaciones integrales en calles y plazas, dotaciones de aparcamientos, tratamientos de fachadas, retenes de policía de barrio, tratamientos de cornisas aleros y canalones de desagües, recogidas selectivas y racionales de basuras, etc., etc., etc. ¿Qué se ha hecho a cambio de esto? ¿Que nos ha traído el Papá NOEL con E en forma de Ñ?

 

Pues nos ha traído remiendos inaceptables en todas las calles de nuestro casco histórico, que en vez de solucionar los males existentes los ha incrementado y empeorado muchísimo más. No se ha sabido gastar adecuadamente el dinero que no es de Zapatero. Y todo ello porque la prepotencia del gobierno local les aconsejó, tal como denuncié en su momento, no pedir opinión al resto de concejales. ELLOS SABEN MÁS QUE TODOS JUNTOS, y así les ha ido; pero lo ha pagado el pueblo de Oliva.

 

Resumiendo: el Plan Zapatero, que ha dejado un montón de dinero en Oliva, lamentablemente, mal gastado, mal empleado y con poquísimas alturas de miras ha hecho que este plan sea definitivamente el Plan Remiendo, el Plan Fiasco, el Plan del desencanto Socialista.