AVA-ASAJA advierte de que la futura subida de impuestos castigará ‘tres veces’ a los agricultores valencianos


AVA-ASAJA advierte de que la subida de impuestos decidida por el Gobierno castigará las rentas de los agricultores valencianos por una triple vía. De un lado, el aumento del 16 al18% del IVA general incrementará los costes de producción y menguará los márgenes de los agricultores. Del otro, el incremento de este impuesto indirecto retraerá aún más el consumo de frutas y hortalizas. En última instancia, las nuevas cargas también anunciadas sobre las rentas del capital desincentivarán la compra-venta de tierras contribuyendo a acelerar aún más si cabe el hundimiento récord de los precios por hectárea del suelo agrícola experimentado en 2008 en la Comunitat. “La subida de impuestos no ayudará a salir de la crisis, hundirá más al campo y se cebará especialmente con los agricultores valencianos”, señala el presidente de esta organización, Cristóbal Aguado.




 

AVA-ASAJA advierte de que la futura subida de impuestos castigará ‘tres veces’ a los agricultores valencianos

AVA-ASAJA valora, en contrapartida, que se haya decidido mantener el IVA ‘superre­du­cido’ del 4% que se aplica a los productos del campo, pero señala el contraste con la po­lí­tica impulsada en Francia, donde se prepara una rebaja del 50% de este impuesto y se es­tudian re­ducciones en las cotizaciones de los jornaleros y profesionales del campo. “El Go­bier­no de Sarkozy sí está demostrando tener sensibilidad con la agricultura, ha reconocido que la crisis se está cebando con el eslabón más débil de la cadena, el productor y está to­mando medidas. El Ejecutivo de Zapatero se está poniendo la venda en los ojos pa­­ra así no ver el abandono masivo de campos que se está dando”, advierte Aguado.

La subida del IVA encarecerá los precios de los fitosanitarios, fertilizantes, pien­sos…con lo que los costes de producción volverán a subir. Pero, a di­fe­rencia de la in­dus­tria, el agricultor no podrá repercutirlo en sus precios porque el comercio ofertará lo mismo y acabará aplicando la co­nocida fórmula de ‘con IVA incluido’. Al enclavarse, de ca­ra al pago del IRPF, en el sistema de mó­dulos y mantenerse el IVA ‘com­pen­satorio’ actual (del 9% en la agricultura y sólo del 7,5% en ga­nadería), la nueva subida de este impuesto conllevará otra mer­ma en la renta del pro­ductor. Con estas medidas, en la práctica, el agricultor pasará a tener el mismo trato fiscal que un con­su­midor normal. Por último, las nuevas cargas fiscales sobre el ‘ahorro’ suponen que las plus­­valías por la venta de tie­rras pasarán a gravarse 3 puntos más (del 18 al 21%) cuando hace tan sólo tres años mu­chas de ellas estaban exentas. A juicio de AVA-ASAJA, tal cosa contribuirá a acelerar el proceso de despatrimonialización del agricultor, que ya en 2008 vio como sus tie­rras perdían un 11,8% de su valor, un 14,2% en el caso de los cítricos.