La Marjal de Pego-Oliva absorbe hasta 250 litros por metro cuadrado en dos días durante las últimas lluvias


Demuestra el papel de las zonas húmedas para amortiguar el impacto de grandes avenidas de agua.




 

La Marjal de Pego-Oliva absorbe hasta 250 litros por metro cuadrado en dos días durante las últimas lluvias

En algunos puntos cercanos al Parque Natural de la Marjal de Pego-Oliva se ha recogido casi 250 litros por metro cuadrado en dos días, según ha constatado la Conselleria de Medio Ambiente durante los últimos episodios de lluvia registrados en la Comunitat Valenciana.

Estos datos ponen de manifiesto el papel regulador de la marjal durante las últimas lluvias, las más intensas registradas en los últimos años junto a las ocurridas en 1997 y 2007.

De este modo, la existencia de las zonas húmedas cumple un destacado papel para laminar y restar fuerza a las grandes avenidas de agua, que periódicamente tienen lugar en los múltiples barrancos y cursos de agua de la zona, y que –de no extenderse por estas zonas húmedas- causarían graves daños al desplazarse a las zonas más habitadas.

En la cuenca vertiente a la Marjal de Pego-Oliva existen varios barrancos que, por su extensión, tienen capacidad para arrastrar un enorme volumen de agua durante las lluvias torrenciales, aunque por un corto periodo de tiempo. Estas avenidas son amortiguadas al desembocar estos barrancos en la marjal y sus ríos, que con su desbordamiento ejercen el efecto laminador.

El Parque Natural del Marjal de Pego-Oliva presentaba a principios de septiembre unos niveles de agua bajos, como corresponde a un ecosistema fluctuante, ya que coincide el final de la época seca estival con la bajada de nivel que se produce en los campos de arroz para proceder a su cosecha. Esto ha propiciado que la  marjal haya sido capaz de absorber varios hectómetros cúbicos de agua sin que se hayan causado daños a las zonas vecinas.

Observación de aves:

Este proceso de absorción hará posible que la  marjal permanezca en todo su esplendor durante el próximo invierno, y que acoja el máximo número de estas aves, como importante zona  de paso e invernada de aves migratorias.

En los próximos días, cuando se sequen los caminos, se podrán observar estas aves desde los recorridos por pasarelas elevadas del parque y desde los observatorios dispuestos para tal fin por la Conselleria de Medio Ambiente.

ésta es una de  las escenas más características del parque natural y más atractiva para los visitantes. El público que lo desee puede informarse en las oficinas de turismo de Pego y Oliva, y en la oficina del Parque Natural.