El Bloc de Oliva critica la política urbanística de sus socios de gobierno


El Bloc de Oliva se suma a las críticas de la oposición respecto a la problemática de Aigua Blanca y denuncian la política urbanística de los socialistas de Oliva. Además, dan la razón a los propietarios en lo que hace referencia al registro de las propiedades y queda demostrado, que la concejala de urbanismo no dijo toda la verdad en el plenario.




 

El Bloc de Oliva critica la política urbanística de sus socios de gobierno

El portavoz del Bloc de Oliva, David González , se reunió a principios de semana con los representantes de los vecinos afectados del sector Aigua Blanca IV, para interesarse por el problema de la inscripción de reparcelación  en el Registro de la Propiedad, ya que a fecha de hoy, las parcelas siguen siendo rústicas.

Desde el Bloc se comprobó la documentación sobre la inscripción de las parcelas y una vez más, los vecinos han demostrado que dicen la verdad y que quién incurre en incoherencias es el gobierno de Oliva.

El portavoz del Bloc, David González, ha comunicado que la presentación de la reparcelación que se efectuó el 21 de mayo, caducó a los 60 días sin que se corrigieran los posibles errores que imposibilitan la inscripción de las parcelas como urbanas.
También, desde el grupo consideran inaceptable que se tarde cuatro meses, hasta el mismo 24 de septiembre, en volver a presentar la certificación de reparcelación.

Por otro lado, el Bloc se pregunta si la concejala de Urbanismo, Amparo Tercero mintió en el plenario del pasado 24 de septiembre o simplemente desconocía la situación, ya que desde el grupo se ha comprobado que  la información de la reparcelación para poder inscribir las fincas como urbanas no se presentó el día 21, tal y como aseguró Tercero, sino que se hizo el mismo 24 de septiembre  a las 11 de la mañana. De todas maneras, y según ha explicado, el portavoz del Bloc, David González “Es una hecho muy grave y la concejal debe dar explicaciones al respecto”

Por último, el Bloc de Oliva pide más perseverancia y diligencia en la cuestión de la inscripción de las parcelas, ya que nada tiene que ver con la paralización de las obras de la urbanización.