AVA-ASAJA exige un cambio legislativo para evitar el desastre causado por la gestión de la paja del arroz


La Asociación Valenciana de Agricultores exige a los responsables de la Unión Europea (UE) una modificación urgente de las leyes que regulan actualmente la gestión de residuos vegetales como la paja del arroz en los parques naturales con el objeto de evitar desastres ecológicos como el que se ha producido este año en la Albufera. Fue en 2007 cuando los legisladores comunitarios decretaron la prohibición de quemar la paja del arroz para evitar las emisiones de CO2 a la atmósfera, pero la decisión adoptada se ha revelado, por segundo año consecutivo, como mucho más perjudicial para el medio ambiente que la mencionada práctica que venían realizando los arroceros de la zona. “Para evitar una emisión controlada de CO2 se ha terminado por aplicar otros métodos que provocan emisiones de metano que han causado una mayor insalubridad y deterioro ambiental. Se optó por establecer una prohibición sin contar antes con ninguna alternativa viable y por eso pedimos a la UE que vuelva a permitir, aunque sea temporalmente y de forma excepcional, la quema de la paja hasta que se encuentre una solución mejor”, manifiesta el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado.




 

AVA-ASAJA exige un cambio legislativo para evitar el desastre causado por la gestión de la paja del arroz

Al respecto, el máximo responsable de esta organización agraria añade que  “la misma vara de medir no sirve para toda Europa y los responsables comunitarios deben legislar pensando en las realidades distintas que existen en cada lugar porque, en caso contrario, corremos el riesgo cierto de encontrarnos con problemas tan graves como el que durante dos años seguidos venimos sufriendo en la Albufera”. Por tanto, AVA-ASAJA reclama a los legisladores europeos que apliquen criterios mucho más flexibles que los actuales a la hora de abordar la eliminación de residuos como la paja del arroz y que concedan más independencia a la gestión de los parques naturales porque cada uno de ellos tiene sus propias peculiaridades.

AVA-ASAJA también considera absolutamente imprescindible que las administraciones competentes inicien cuanto antes un pormenorizado estudio sobre las distintas opciones que podrían aplicarse para solventar de la manera más satisfactoria posible la eliminación de la paja del arroz. Asimismo, el estudio en cuestión debería incluir un análisis comparativo sobre las consecuencias que reporta la quema del citado subproducto y las técnicas de fangeo (enterramiento de la paja) que se han venido empleando estos dos últimos años. Este documento tendría que servir como base de trabajo para legislar sobre esta materia de forma mucho más razonable de lo que ha venido haciéndose hasta la fecha. “Lo que pretendemos con este estudio –profundizó Aguado- es que se investiguen a fondo nuevos métodos alternativos para destruir la paja: desde la posibilidad de transformarla en biogás hasta otras opciones que pueda ofrecer la tecnología más vanguardista. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de una zona húmeda y que eso plantea dificultades añadidas. Tampoco hay que olvidar que sin las ayudas agroambientales no sería posible realizar en cultivo del arroz en la Albufera y que es preciso mantener la viabilidad económica de las explotaciones”.