Desde que gobiernan Orengo y Mut hay 5 parados más al día en la capital de la Safor


El paro ha aumentado en más de un 242% desde las últimas elecciones municipales en las que el socialista Orengo obtuvo la alcaldía. Según los populares de Gandia, "Alfredo Boix vive de espaldas a la ciudad, donde más de 1.000 familias de Gandia no pueden pagar los impuestos".




 

Desde que gobiernan Orengo y Mut hay 5 parados más al día en la capital de la Safor

Ante las desafortunadas declaraciones del Concejal de Administración y Modernización y Diputado provincial, el socialista Alfred Boix, el Partido Popular le quiere recordar que desde que él gobierna con Mut, en la ciudad de Gandia el paro ha aumentado en 4.282 personas, lo que supone un incremento de más de un 242%.

 

Según los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Empleo, durante el pasado mes de septiembre se produjo en Gandia un nuevo incremento del paro, que ya supera la barrera de los siete mil trescientos parados registrados en las oficinas del INEM de nuestra ciudad.

 

La cifra de mayo del 2007, cuando se celebraron las pasadas elecciones municipales, arrojaba una cantidad de 3.030 personas registradas, lo que supone un aumento, desde esa fecha, de  4.282 parados más, es decir que prosigue de forma altamente preocupante la escalada del paro en nuestra ciudad, pero esto al gobierno de nuestra ciudad,  encabezado por el socialista Orengo, parece no importarle.

 

El PP pide al alcalde socialista Orengo que deje ya de vender humo y aplique políticas activas y reales de apoyo al empleo. Ya es hora de olvidarse de proyectos megalómanos, que ni él mismo sabe ni cómo ni de dónde se van a sufragar.

 

Tanto el gobierno de Zapatero como el gobierno del socialista Orengo,  están haciendo una política errática, dando palos de ciego, despilfarrando y tirando el dinero de un lado para otro sin ningún plan creíble que ayude a paliar el empleo en nuestra ciuda. Así no se puede abordar la crisis.

 

En este sentido, el PP de Gandia critica las políticas que está aplicando el socialista Orengo para luchar contra la crisis, que consisten en el aumento del gasto público, el despilfarro, la contratación de asesores, el déficit y el endeudamiento progresivo, y su estrategia de insulto constante hacia el Partido Popular.