El Bloc de Oliva lamenta la venta del Castillo del Rebollet a manos privadas y exige a la Generalitat que ejerza el Derecho de retracto


El Bloc de Oliva se suma a sus compañeros de partido de La Font d’En Carròs y lamenta la venta del Castillo del Rebollet, a manos privadas.




 

El Bloc de Oliva lamenta la venta del Castillo del Rebollet a manos privadas y exige a la Generalitat que ejerza el Derecho de retracto

Desde la formación política se considera grave que las administraciones públicas, tanto el Ayuntamiento como la Generalitat, no actúen para hacer posible que un monumento como el castillo, pase a ser de titularidad pública, y más dado su valor patrimonial, ya que dispone de la catalogación máxima para ser Bien de Interés Cultural y formar parte del Inventario de Patrimonio Cultural Valenciano, así como dada su función social, ampliamente reconocida y demostrada.

En este sentido, desde el Bloc de Oliva se recuerda que la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano es muy clara, en el Artículo 22 “Derechos de tanteo y retracto”, cuando dice:

1. Sin perjuicio de los derechos de adquisición preferente que la Ley del Patrimonio Histórico Español establece a favor de la administración del Estado, aquellos que se propusieron la transmisión a título oneroso del dominio o de derechos reales de uso y goza sobre un bien incluido en el Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano, o respecto de aquel que se hubiera iniciado expediente de inclusión, tendrán que notificarlo a la Conselleria competente  en materia de Cultura, indicando la identidad del que la adquiera y el precia, la forma de pago y el resto de condiciones de la transmisión que se pretende. Cuando se trata de bienes inmuebles, se identificará con precisión por medio de la aportación del plan de situación e identificación catastral y registral, si es el caso. Para este tipo de bienes la Conselleria competente en materia de Cultura, en el término de diez días, comunicará la transmisión al Ayuntamiento correspondiente a los efectos previstos en el apartado siguiente.

2. En el término de los dos meses siguientes a la notificación recibida por la Conselleria competente en materia de Cultura, la Generalitat podrá ejercitar el derecho de tanteo, para sí mismo o para otras entidades de derecho público o de carácter natural o benéfico declaradas de utilidad pública, obligándose al pago en idénticas condiciones que las pactadas por los que realicen la transmisión. El tanteo podrá ser ejercido también por los Ayuntamiento, en el mismo término, en relación con los bienes inmuebles situados en su término municipal. El ejercicio del derecho de tanteo por la Generalitat tendrá en todo caso carácter preferente.

3. Si el propósito de alineación no se hubiera notificado adecuadamente o la transmisión se hubiera realizado en condiciones diferentes de las notificadas. La Generalitat, y subsidiariamente el Ayuntamiento correspondiente cuando se trate de bienes inmuebles, podrá en los mismos términos establecidos para el tanteo, ejercer el derecho de retracto en el término de seis meses desde que se tuvo conocimiento de la transmisión.

Es por ello, que desde el Bloc de Oliva se preguntan primeramente si en esta operación se han seguido los pasos que marcan la Ley de Patrimonio Histórico Español y la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano. Y, en segundo lugar, sea como sea, exigen coordinación y voluntad por parte de las administraciones implicadas, Ayuntamiento de la Font d’En Carròs y Generalitat Valenciana, las dos en manos del PP, para que el Castillo del Rebollet pase a ser de titularidad pública.

El Bloc de Oliva también tiene previsto mantener una reunión con los compañeros del Bloc de la Font d’En Carròs, junto a la ejecutiva comarcal, para estudiar y coordinar acciones reivindicativas al respecto, como mociones a los Ayuntamientos, proposiciones no de ley en las Cortes Valencianas, así como reuniones con asociaciones y colectivos afectados directamente.