El PP de Gandia acusa al alcalde Orengo de camuflar la subida de impuestos como una actualización del IPC


El Partido Popular de Gandia ha criticado que tras la aprobación de ayer para bajar los impuestos municipales por parte del gobierno municipal, lo que hace realmente el gobierno de Orengo, es tratar de engañar a los ciudadanos a la hora de subir los impuestos y disfrazarlo de una actualización del Índice de Precios al Consumo (IPC) de todos los ciudadanos.




 

El PP de Gandia acusa al alcalde Orengo de camuflar la subida de impuestos como una actualización del IPC

La concejala del Partido Popular, Carla Ripoll, ha criticado que realmente se trata de una subida de impuestos y no de una aplicación del IPC, ya que en su día subieron los impuestos hasta un 4,5 % y ahora los bajan en un 1 %, lo que supone un aumento total del 3,5 %. Un aumento que supondrá un coste adicional para el bolsillo de todos los ciudadanos de Gandia.

Además ha criticado el mal momento que ha elegido el gobierno municipal para realizar esta actualización del IPC, debido a la crisis económica actual que afecta a muchas familias de la ciudad.

Por su parte, desde el gobierno municipal de Gandia, Alfred Boix ha contestado a la concejala del Partido Popular, Carla Ripoll, asegurando que esta acción del gobierno no se trata de otra cosa que de una simple actualización del IPC. Y no como hace el gobierno valenciano de la Generalitat en otras poblaciones gobernadas por el Partido Popular. El Portavoz del gobierno de Gandia, Alfred Boix, ha criticado así, las acciones y medidas adoptadas por el Partido Popular en poblaciones como Valencia o Castellón entre otras.

Para Boix el gobierno municipal de Gandia ha realizado un claro ejemplo de coherencia económica, debido a la difícil situación que atraviesan los ciudadanos en la actualidad con la crisis. Boix ha asegurado que alguien está engañando a los ciudadanos y ha manifestado que se trata del mismo de siempre. Mientras que para el Partido Popular, el gobierno municipal de Gandia con Orengo al frente, continúa malgastando el dinero público para sufragar proyectos millonarios a costa del dinero de todos los ciudadanos.