Els Verds de Gandia denuncian que el gobierno se olvida de la lengua valenciana


Los Verdes de Gandia han denunciado el olvido de la lengua Valenciana por parte del gobierno gandiense en muchas de las gestiones públicas dependientes de la administración municipal de la ciudad.




 

Els Verds de Gandia denuncian que el gobierno se olvida de la lengua valenciana

El portavoz de Els Verds de Gandia ha denunciado que la Administración municipal gobernada por el PSOE y Plataforma, olvida muy a menudo, los derechos lingüísticos reconocidos en el pueblo valenciano por la Constitución y el Estatuto de Autonomía, hasta sus últimas consecuencias.

Además, ha denunciado que por mucha adhesión a la institución Ramon Llull por parte del Ayuntamiento de Gandia, al Alcalde Orengo aún no le ha importado que para pagar en los aparcamientos públicos de la ciudad, se pueda hacer en inglés, francés y castellano, pero no en valenciano.

Joan Francesc Peris ha denunciado públicamente que se hace muy difícil creer en campañas y declaraciones a favor de la lengua, cuando en los hechos cotidianos, sólo se utiliza el castellano o, lo que es peor, se acuerden de los extranjeros y no de los autóctonos. Peris ha denunciado que tampoco es así en el caso del transporte público de l’Urbà, que de valenciano solamente tiene el nombre, el billete, el precio, etc... está solamente escrito en castellano.

Para el portavoz de Els Verds de Gandia, es vital para el uso normal de la lengua y su preservación que las pequeñas cosas de cada día, los hechos habituales, los billetes, los recibos, las facturas, etc, estén en valenciano, sino se mantiene la sensación que las cosas “importantes”, las “serias”, “las del dinero” se deben hacer en castellano.

Para Peris, el gobierno central de Zapatero, cuando dice en su propaganda abusiva que siempre acaba “Gobierno de España” también olvida nuestra lengua., y por lo tanto, de nuestro País.

Por último, Peris ha señalado que es una lástima que en las nuevas oficinas de Correos que se acaban de inaugurar en Gandia, con mejores condiciones para los usuarios y los trabajadores de Correos, no pueda lucir en su fachada, por lo menos en uno de los dos rótulos la palabra “Correos”. Para Peris, una verdadera voluntad de normalización lingüística debería suponer que además de Correos, estuviere en cada nacionalidad con lengua propia, la versión en la lengua autóctona de cada zona.