Gandia desvela los misterios del Universo desde las profundidades del Mediterráneo


Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia participan en el programa Antares, que consiste en la construcción, operación y explotación científica de un gran telescopio submarino de neutrinos en el Mediterráneo. La UPV acoge en su Campus de Gandia la reunión de este programa internacional que aglutina a cerca de 150 investigadores e ingenieros de 22 centros de investigación y universidades de 7 países. La inauguración oficial de la reunión tiene lugar en Gandia hoy, 24 de noviembre, a las 9.30.




 

Gandia desvela los misterios del Universo desde las profundidades del Mediterráneo

Investigadores del Instituto de Investigación para la Gestión Integrada de Zonas Costeras (IGIC) situado en el campus de Gandia de la Universidad Politécnica de Valencia participan en el programa Antares. Este programa consiste en la construcción, operación y explotación científica de un gran telescopio submarino de neutrinos en el Mediterráneo. La importancia de este telescopio radica en que no se basa en la detección de luz, como lo hacen los telescopios comunes, sino en la detección de neutrinos, partículas que interaccionan muy débilmente, con lo que perfectamente podrían cruzar la Tierra sin ser percibidas.

La construcción de Antares se completó en mayo de 2008 y actualmente se encuentra en fase de toma de datos y de explotación científica, con una vida útil prevista de entre 10 y 15 años. Es el único telescopio submarino de neutrinos en funcionamiento del mundo, y es el segundo telescopio de neutrinos más grande tras IceCube, que está ubicado en el hielo de la Antártida. Con esta herramienta se consigue obtener información complementaria sobre el universo y las leyes fundamentales que lo rigen, especialmente en los ámbitos más desconocidos: ¿Cómo se consigue generar tanta energía en el universo? ¿Qué es la materia oscura? ¿Cuál es la evolución del universo y por qué?

La detección de estas partículas –los neutrinos- es muy compleja y requiere de sistemas sofisticados. Antares está ubicado a unos 2500 m de profundidad a unos 40 km de la costa de Toulon (Francia) y consiste en una red tridimensional de cerca de 900 sensores ópticos que cubre una área activa de 0.1 kilómetros cuadrados y es capaz de detectar la luz generada tras la interacción de un neutrino y discriminarla de otras fuentes de luz.

Dispone además de diversos instrumentos científicos para la monitorización continua del mar profundo que permiten hacer estudios en ámbitos tan diversos como la oceanografía, biología, geología, etc.

Reunión del Programa Antares en el campus de Gandia de la UPV:

Antares es una colaboración europea de alrededor de 150 investigadores e ingenieros de 22 centros de investigación y universidades de 7 países (Alemania, España, Francia, Holanda, Italia, Rumanía y Rusia). En España, además de la Universidad Politécnica de Valencia, participan también el Instituto de Física  Corpuscular de Valencia y la Universidad Politécnica de Cataluña. “Debido a la complejidad del proyecto y al número de participantes es necesario organizar reuniones generales de la colaboración cada 3 ó 4 meses con el fin de exponer las actividades realizadas, supervisar el desarrollo del proyecto, coordinar sus diferentes tareas y discutir los resultados”, señala Miquel Ardid, investigador del IGIC.

El grupo de la UPV, adscrito al Instituto de Investigación para la Gestión Integrada de las Zonas Costeras ubicado en el campus de Gandia, es el anfitrión de la reunión que tiene lugar del 23 al 27 de noviembre de  2009. La inauguración oficial de la reunión de 50 expertos tiene lugar el día 24 de noviembre en la Sala de Conferencias 1 del Campus de Gandia.

Tal y como apunta Ardid, desde el 2006 se está trabajando en KM3NeT, que consistirá en una segunda generacion de telescopio en el Mediterráneo, de al menos 1 kilómetro cúbico de volumen de detección. Actualmente, se está concluyendo el diseño de dicha infraestructura y preparando su construcción.

“Oír” neutrinos en el mar:

Los investigadores del IGIC trabajan además, junto con otros grupos en diferentes estudios para evaluar la capacidad de "oir" neutrinos en el Mar, lo que posibilitaría telescopios de neutrinos mucho más grandes con costes similares debido a una menor atenuación del sonido en el mar con respecto a la luz.

Además de la reunión de Antares, el campus de Gandia de la UPV acoge una exposición de divulgación científica sobre "Las Fronteras del Cosmos y las Astropartículas" que estará expuesta en el hall del edificio G del Campus de Gandia hasta el 27 de noviembre.

La muestra está dedicada a divulgar la Física de Astropartículas, ciencia que estudia el universo a través de mensajeros distintos a la luz visible como rayos cósmicos, rayos gamma y neutrinos. Además de pósters explicativos de los retos, experimentos, etc, se exponen también elementos tecnológicos usados en el telescopio Antares.