AVA-ASAJA advierte que el pacto con Marruecos da alas al ‘Plan Verde’, que planifica doblar su cosecha citrícola


AVA-ASAJA rechaza las nuevas concesiones dadas por la Comisión Europea (CE) a Marruecos en materia de frutas y hortalizas y advierte que a medio plazo podrían tener un efecto demoledor sobre el sector. Dos de los cultivos más perjudicados por la renovación del Acuerdo de Asociación entre la UE y el Reino Alauita serán los tomates, en los que la Comunidad Valenciana es la cuarta productora nacional y en segunda instancia, los cítricos, en la que es la primera. “Tras la macromanifestación del día 21 en Madrid, el Gobierno se quiso colgar la medalla de que había logrado suspender el acuerdo pero lo cierto es que ya está todo cerrado y que éste ha sido el primer fiasco en el proceso negociador ahora abierto con el ministerio. El ministerio ha demostrado ser una marioneta en manos de Bruselas, que con la complacencia de nuestro Gobierno ha vuelto a dar un trato vejatorio a la agricultura mediterránea, permitiendo que la usen otra vez como moneda de cambio”, denuncia Cristóbal Aguado.




 

AVA-ASAJA advierte que el pacto con Marruecos da alas al ‘Plan Verde’, que planifica doblar su cosecha citrícola

El nuevo acuerdo supone prácticamente la libertad total de acceso a la UE de todas las frutas y verduras procedentes del país norteafricano. Sólo tendrían contingentes (tone­la­jes máximos anuales) ciertos pro­ductos sensibles como el calabacín, pepino, clementina, fresa y tomate, que también me­jo­rarían sus condiciones de entrada. Todas las variedades de cítricos han salido pues re­pre­sa­­liadas, desamparadas por Bruselas frente a una pro­duc­ción que usa el dumping social, eco­nómico e incluso fitosanitario como principal baza com­pe­­titiva. “La CE ha castigado al sector hortofrutícola y ha optado por premiar la agricultura que compite de forma más desleal, con costes de producción, salarios o usando  filosa­ni­ta­rios que aquí no se permiten”, señala Aguado.

Efectivamente, las na­ran­jas –que hasta el momento tenían un contingente de 306.800 toneladas- se quedarán sin tal barrera y además verán reducido un 30% el precio mí­nimo ahora en vigor. Las mandarinas, que ya no lo tenían, se verán afectadas por ésa mis­ma reducción en el precio de entrada. Por último, la CE ha accedido a que las cle­men­tinas marroquíes disfruten durante el periodo com­prendido entre noviembre y febrero (cuan­do se sabe que se forma en el mercado un cuello de botella que suele colapsarlo) de 50.000 toneladas más de cupo, hasta llegar en ése periodo a las 170.000.  Para justificar tal des­pro­tec­ción, la CE ha esgrimido que Marruecos hasta el mo­men­to no había logrado nunca superar los tonelajes establecidos. Para Aguado tal cosa no es más que “una verdad a me­dias porque el efecto de la irrup­ción de las na­ranjas ma­rro­quíes en la UE es muy grande, por­que son usadas por la gran dis­tribu­ción pa­ra hun­dir los precios de las españolas”.

 AVA-ASAJA advierte en este sentido que si la pro­duc­ción y exportaciones citrícolas del Reino Aluita no han crecido demasiado hasta el momento, ni ocupa mayo­res cuotas en la UE es –entre otros mo­tivos- porque las bajas cotizaciones eu­ro­peas in­vi­­­tan a colocar sus na­­­ran­jas, bien en su mer­ca­do interior bien en países co­mo Rusia. Pero tal cir­cuns­tancia, da­do el desarmamiento arancelario brindado, podría cam­­biar en breve, cuando el Plan Verde que ya se ha comenzado a aplicar y que también cuenta con la financiación de fondos de de­sa­rrollo de la UE, dé sus pri­me­­ros resultados. Buena prueba de las expec­ta­ti­­vas citrícolas ge­neradas por este acuer­do co­mercial son los objetivos marcados para este cul­tivo, su se­gun­da gran apuesta tras el olivar: Marruecos ha pla­ni­fi­ca­do que, antes de 2020, dis­pondrá de 108.900 ha. y habrá logrado duplicar su producción actual hasta los 3,2 millones de to­neladas.   

Por todo ello, la organización agraria reclama que España vote en contra del acuerdo en el Consejo de Ministros que debe ratificarlo y que fuerce una revisión de los contenidos del mismo.