El BLOC condena y presenta denuncia ante un nuevo atentado contra su sede de Gandia


Por otro lado, el BLOC ha vuelto condenar también la agresión, de características semejantes (pintadas, insultos, amenazas...) que vuelto ha sufrir también el Casal Jaime I de la Safor-Valldigna, en la ciudad de Gandia.




 

El BLOC condena y presenta denuncia ante un nuevo atentado contra su sede de Gandia

El BLOC de Gandia ha presentado una nueva denuncia ante de la Comisaría de la Policía Nacional de Gandia, porque la sede local y comarcal del BLOC Nacionalista Valenciano en Gandia sufrió este fin de semana una nueva agresión a su fachada con símbolos de carácter radical.

Concretamente, se trata de pintadas amenazantes en su fachada, como la esvástica nazi y una amenaza de muerte. Lamentablemente no es la primera vez que la sede del BLOC sufre un ataque de este tipo en la ciudad de Gandia.

El Portavoz del BLOC de Gandia, Josep Miquel Moya, ha recordado que el BLOC ha sufrido más de 50 actos delictivos hacia sus militantes a través de acciones como agresiones físicas, amenazas por internet y verbales, pintadas en las sedes y quema de vehículos de los concejales entre otros ataques.

Por último, ha solicitado ayuda por parte de los organismos oficiales para respetar la ideología política de todas y cada una de las corporaciones políticas, sean de la ideología que sean, para vivir en democracia.

Una de las más graves, sin duda tuvo lugar el pasado 9 de octubre de 2007, mediante la instalación de un artefacto explosivo casero ante su sede nacional, que afortunadamente, no llegó a causar heridos ni daños materiales de consideración o la agresión a los participantes durante la celebración del Correllengua de Gandia del pasado año 2008.

únicamente en Gandia, han sido numerosos los ataques sufridos por la sede nacionalista (incendios, pintadas...) sin que se conozca ninguna detención por parte de la Policía Nacional. Es por eso que, una vez más, el BLOC reclama una mayor diligencia por parte de las autoridades competentes para castigar este tipo de atentados contra la democracia y la convivencia pacífica.