Crecen las simulaciones de delito en Gandia


La Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Gandia ha detectado un crecimiento fuera de lo habitual en las denuncias falsas y en las simulaciones de delito, desde el verano a este mes.




 

Crecen las  simulaciones de delito en Gandia

La mayoría de dichas denuncias son hechos en los que la persona denunciante ha perdido un objeto o incluso le ha sido sustraído “al descuido” y después denuncia que le ha sido robado con violencia o intimidación. En otras ocasiones se aumenta el valor o la cuantía de lo sustraído para que la calificación jurídica pase de hurto a delito y así agravar el hecho y de paso recibir mayor indemnización por parte de un seguro, si el objeto o el dinero estaban asegurados.

Ello lleva a los agentes policiales a detraer efectivos de otras misiones para perseguir delitos que no existen o a perseguir con mas ainco hechos “supuestamente graves” en detrimento de otras investigaciones que merecen dedicarle mas esfuerzo o efectivos. Igualmente perjudica a las compañías de seguros que se ven estafadas y deben pagar indemnizaciones que el unos casos no son conformes a derecho y en otros son mas altas de lo que se debiera; estas compañías repercutirán después sus minoraciones de ganancias o sus perdidas en el próximo recibo que pasarán a sus asegurados, con lo cual la sociedad en conjunto se ve perjudicada por estas conductas asociales.

La Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Gandia ha detenido esta semana a tres personas por Simulación de Delito y tentativa de Estafa a compañía de seguros: Una fue la denuncia de un supuesto tirón de un bolso en el que llevaba 800 euros, ocurrido en una estación de ferrocarril; otra la del supuesto “tirón” de un bolso en la Plaza de Tirant Lo Blanc con la pérdida de un teléfono móvil en su interior; y una tercera por supuestos daños causados en un coche al haber sido éste sustraído.

Los investigadores comprobaron que en el primer caso sí hubo una sustracción al descuido, pero no un robo con violencia; en el segundo el teléfono se perdió en una verbena; y en el tercero el propio propietario cambió el coche de sitio y denunció su sustracción ya que no tenía dinero para pagar la reparación.
En todos los casos el motivo de la denuncia es el mismo: conseguir que la compañía de seguros les indemnice indebidamente, con lo cual están cometiendo, además de un Delito contra la Administración de la Justicia, otro contra el Patrimonio, es decir de Estafa.

En todos los casos las personas que denuncian falsamente son detenidas en la Comisaría, puede que tengan que quedar en los calabozos hasta el día siguiente si no pueden pasar inmediatamente al Juzgado de Guardia, y se les toma la foto y las huellas dactilares, es decir: “quedan fichadas”. Además si en el juicio son declaradas culpables deberán afrontar la pena que se les imponga, pagar las costas procesales y les quedarán antecedentes penales.