Por séptimo mes consecutivo el paro sigue en aumento en la ciudad de Gandia


Por séptimo mes consecutivo, el paro en la ciudad de Gandia, sigue en aumento. Desde el pasado mes de junio, cuando el paro alcanzó la cifra de 6.861 parados, no ha parado de aumentar, hasta alcanzar la cifra de 7.400, entre los que se encuentran 3.436 mujeres y 3.964 hombres.




 

Por séptimo mes consecutivo el paro sigue en aumento en la ciudad de Gandia

A estas lastimosas cifras hay que tener en cuenta que desde se celebraron las pasadas elecciones municipales donde el socialista Orengo alcanzó la alcaldía, en nuestra ciudad la alarmante cifra de parados se sitúa en 7.400 personas que no encuentran trabajo, es decir que con los socialistas en la presente legislatura el paro ha aumentado en 4.340 nuevos parados, es decir un 242% de aumento.

Ante este desolador panorama, el portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Gandia ha manifestado “los socialistas sólo traen paro y despilfarro. Mientras muchas personas en nuestra ciudad, están sufriendo, los socialistas no hacen otra cosa que despilfarrar el dinero de todos los ciudadanos”, y en este sentido continúa diciendo “lo hemos visto en los pasados presupuestos, donde el endeudamiento de las empresas públicas va en aumento”. Para el líder popular “Orengo no está invirtiendo en los sectores productivos de nuestra ciudad que son el Comercio y el Turismo, que tanto empleo han aportado a nuestra ciudad, sin embargo el socialista Orengo sólo piensa en llevar a cabo acciones mediáticas de autobombo con el único fin de conservar su sillón”.

El PP pide al alcalde socialista Orengo que deje ya de vender humo y aplique políticas activas y reales de apoyo al empleo. Tanto el gobierno de Zapatero como el gobierno del socialista Orengo, están haciendo una política errática, dando palos de ciego, despilfarrando y tirando el dinero de un lado para otro sin ningún plan creíble que ayude a paliar el empleo en nuestra ciudad. Así no se puede abordar la crisis.

En este sentido, el PP de Gandia critica las políticas que está aplicando el socialista Orengo para luchar contra la crisis, que consisten en el aumento del gasto público, el despilfarro, la contratación de asesores, el déficit y el endeudamiento progresivo, y su estrategia de insulto constante hacia el Partido Popular.