El Bloc de Oliva denuncia la mala gestión del Gobierno Municipal por el desmantelamiento de la depuradora de Rabdells


El Bloc de Oliva ha salido a la palestra para denunciar el mal funcionamiento del departamento de urbanismo, así como los errores continuados en temas importantes como el olvido de parte de las autorizaciones necesarias para instalar la depuradora de Rabdells.




 

El Bloc de Oliva denuncia la mala gestión del Gobierno Municipal por el desmantelamiento de la depuradora de Rabdells

Para los nacionalistas olivenses esta mala gestión provocará perjuicios tanto al Ayuntamiento como a los propietarios de esta urbanización, no solo por la sanción económica de 3.000 euros, sino también por el posible desmantelamiento de la depuradora y su reubicación.

 

El portavoz del Bloc y concejal de Comercio, Mercados y Consumo, David González, destacaba que su grupo reclama acciones políticas más contundentes. Y las reclaman al Alcalde, que tiene la máxima responsabilidad por hacerlo. Según González, esta es una cuestión que se debe abordar en el orden de prioridades y no mirar a ningún otro lado y dejar que pase de largo.

 

Según declaraba la concejala de Urbanismo, Amparo Tercero, ahora solo queda la negociación o recurrir a los juzgados. Pero para el portavoz del Bloc en Oliva, “dada la claridad de contestación en el recurso de altura por parte de Conselleria parece que no hay haya mucho qué negociar”.

 

Desde el Bloc han querido volver a poner de relieve las consecuencias del urbanismo desaforado de los últimos años, en el caso de Rabdells en la período de mayoría absoluta del Partido Popular, ya que se han llevado adelante urbanizaciones sin contar previamente con las infraestructuras y los accesos necesarios.