Gandia expondrá en septiembre los murales barrocos del Palau Ducal


La restauración de las pinturas del Palau Ducal de Gandia desvela su belleza original y estará lista en octubre.




 

Gandia expondrá en septiembre los murales barrocos del Palau Ducal

La intervención que técnicos del Instituto de Restauración del Patrimonio de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) están llevando a cabo en las pinturas murales de la Galería Dorada del Palau Ducal de Gandia (Valencia) está descubriendo la belleza original de sus colores tal y como el artista, Gaspar de la Huerta y su escuela, los concibió en el siglo XVIII. Se prevé que el trabajo concluya a finales del próximo mes de octubre para que las piezas vuelvan a lucir en el inmueble que fue residencia de la familia Borja.

Así lo avanzó la responsable del proyecto, Susana Martín, tras la visita que realizaron a las instalaciones del instituto universitario, ubicado en el seno del parque científico de la Ciudad Politécnica de la Innovación, representantes del Patronato de la Fundación del Palau dels Borja para conocer el proceso de trabajo.

La especialista subrayó la importancia histórica y artística de este conjunto pictórico "único en la Comunitat Valenciana" por su tamaño. Datadas en el último barroco valenciano, entre 1710 y 1712, las cinco obras presentan un gran formato y ocupan más de 250 metros de pintura sobre tela. Además, presentan la particularidad de que, a pesar de ser pinturas murales, no están pintadas en el techo sino en lienzos.

La actuación, que se lleva a cabo desde el pasado mes de julio, va a permitir recuperar estas obras, que se encontraban en un estado bastante precario debido a daños producidos por filtraciones de agua, o derivan de su propio envejecimiento y de incorrectas manipulaciones en anteriores restauraciones intrusivas.

En una primera fase se ha consolidado la pintura y se han realizado analíticas y estudios de laboratorio para intentar determinar todas las intervenciones anteriores. Esto permite levantar retoques pictóricos, como fragmentos de masilla o modificaciones de colr, con el fin de "recuperar al artista original", aseguró Martín.

Asimismo, y como cada tela se encuentra en un estado de conservación distinto, en algunas de ellas se han practicado tareas de limpieza para recuperar la colometría. De este modo, y a pesar de que el proceso es "extremadamente cuidadoso y no intrusista", remarcó la experta, "va a sorprender, por ejemplo, que los cielos que ahora se ven amarillentos recuperarán un azul celeste luminoso".

La Galería Dorada del Palau Ducal, construida a principios del siglo XVIII con motivo de la canonización de San Francisco de Borja, está formada por cinco estancias concatenadas visualmente con fondo de perspectiva sobre el jardín del palacio. Recibe su nombre por la profusión de ornamentación dorada sobre los elementos de talla de madera que cubren todo el cornisamento, copetes de puertas y paneles murales divisorios de las estancias que la configuran, señalaron, por su parte, fuentes de la UPV.

La intervención propuesta, centrada en la restauración de las pinturas murales que decoran los techos de la Galería Dorada, se plantea con el objeto de frenar su deterioro y de favorecer la conservación y preservación de sus valores estilísticos e históricos.

El presupuesto de este proyecto asciende a 1.143.964 euros, aportados por la Fundación Palau Ducal Dels Borja. Fundació de la Comunidad Valenciana y el Ministerio de Fomento.

sta actuación se enmarca dentro de los actos conmemorativos del 500 aniversario de Francisco de Borja, que se celebrarán en 2010, y que incluyen la restauración y recuperación de las estancias más deterioradas del antiguo Palau Ducal, propiedad de la Compañía de Jesús desde 1890 y declarado monumento histórico-artístico en 1964.