Alfred Boix apunta como responsable del retraso de las obras de Simancas a Torró


El proyecto de rehabilitación del barrio de Simancas de Gandia continuará adelante, pese a que se ha quedado fuera de los planes de la Generalitat Valenciana y del Ministerio. Así lo confirmaba esta mañana en rueda de prensa el coordinador del Gobierno Municipal, Alfred Boix, quien apuntaba como máximo responsable a Torró y al Partido Popular.




 

Boix aseguraba que “gracias al líder popular de la ciudad se ha conseguido retrasar la ejecución de estas obras en beneficio propio y del partido y, no obstante, que Simancas no sea declarada área de Rehabilitación Urbana y que reciba un montante de 6 millones de euros para acometer esta actuación”.

 

Pese a ello, el coordinador del Gobierno Municipal manifestaba que, en un principio, se continuará luchando para lograr el ARUS y, por ello, “solicitaremos entrevistas con el Ministerio y la Conselleria para enterarnos de lo ocurrido”. Esta tarde tendrá lugar una reunión entre los propietarios de Simancas con el alcalde y el concejal de Territorio, para informarlos de primera mano de lo sucedido en este sentido y, también de la intención del Gobierno local de seguir adelante con este proyecto, con o sin la ayuda de la administración.

 

De este modo, Alfred Boix informaba que será la empresa Iniciativas Públicas la encarga de ejecutar todo el proceso de contratación de las obras.

 

Asimismo, también en la Junta de Gobierno Local se han tratado otros temas, entre ellos, la firma de dos convenios con la empresa estatal Renfe y con el Institut Ramón Llull con motivo del V Centenario del Nacimiento de San Francisco de Borja. Por otro lado, Boix anunciaba la concesión de ayudas de la Generalitat Valenciana para llevar a cabo la reurbanización de la Vila Nova y la autorización de gestiones para iniciar los trámites para la homologación de la escuela infantil de la playa.