Los propietarios avalan que la construcción de Simancas no se pare


Los propietarios del antiguo barrio de Simancas acordaron el lunes, por unanimidad, que la construcción del nuevo Simancas no se pare y, al mismo tiempo, que el Ayuntamiento de Gandia continúe reclamando a la Conselleria de Vivienda la subvención de 6 millones de euros para la reforma urbanística de su barrio.




 

Medio centenar de propietarios se reunieron el lunes por la noche en asamblea a petición del Gobierno Municipal con el alcalde, José Manuel Orengo, el teniente alcalde de Territorio, Fernando Mut y el alcalde de barrio, Vicent Mengual, en el Centro Social de la plaza Elíptica-República Argentina, después que la Generalitat excluyera el viernes pasado el proyecto de Simancas de la ayuda económica que Gandia tendría que haber recibido de la declaración de zona Arus de rehabilitación urbana y social.

 

El alcalde de Barrio manifestaba que “aunque el barrio de Simancas se haya quedado fuera de las ayudas públicas por una decisión política del Partido Popular de Gandia ante la Generalitat, el Ayuntamiento continuará hacia delante con el plan municipal de derrumbe y de nueva construcción”. De este modo, el Gobierno local ya ha encargado a la empresa pública Iniciativas el inicio de los trámites para la construcción del nuevo Simancas.

 

En un principio, será el Ayuntamiento de Gandia quien asuma la diferencia entre el precio real de la construcción de las nuevas casas y el precio que pagarán sus propietarios, que está por debajo del precio real de las viviendas.