El artista calígrafo Keith Adams ilustra las paredes de la nueva Biblioteca del Campus de Gandia


El artista propone un juego de lectura y un enigma, con textos de Ausiàs March y Ramón Muntaner.




 

El artista calígrafo Keith Adams ilustra las paredes de la nueva Biblioteca del Campus de Gandia

El artista calígrafo Keith Adams ha ilustrado las paredes de la Biblioteca del nuevo Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación (CRAI) del Campus de Gandia de la UPV, con textos del poeta valenciano Ausiàs March y del autor catalán del S.XIV Ramón Muntaner.  De esta forma espera añadir calidez y humanidad a la vanguardia arquitectónica del edificio CRAI, al tiempo que propone la resolución de un enigma a las personas que acudan a la nueva Biblioteca a estudiar, ya que el artista entiende la caligrafía ‘como un juego con el texto, que frena la lectura y atrae hacia ella’.

Esta iniciativa artística en el CRAI ha contado con el respaldo del vicerrectorado de Cultura, Comunicación e Imagen Institucional de la Universidad Politécnica de Valencia, que ya invitó al artista a intervenir en las paredes de una de las Bibliotecas del Campus de Vera de la UPV.

Keith Adams se dedica a la caligrafía y a la enseñanza de este arte y colabora habitualmente con EINA, el área de Diseño Gráfico de la Universitat Autònoma de Barcelona. Empezó a practicar la caligrafía como afición, para más tarde dedicarse a ella profesionalmente, tras cursar estudios universitarios de chino.

Para la elección del texto, el artista ha considerado diversas opciones y finalmente se ha decantado por el Cant d'Amor X de Ausiàs March, y un extracto de la Crònica de Ramón Muntaner, que el autor catalán escribió en Valencia.

El Cant d'Amor X d'Ausiàs és más un canto de desamor que de amor, que March hace a su amada, aunque en ningún momento la nombra.  El texto elegido de la Crònica de Ramon Muntaner habla de la coronación del infante Alfons, hijo del rey Pere el Catòlic, por lo que realiza una alabanza del padre a través del hijo; después hace unas recomendaciones al hijo para que gobierne con justicia y firmeza; lo explica Muntaner con la metáfora de la mata de juncos (la mata dels joncs), que si está unida no puede arrancarse.