Los ediles del BLOC-EV y PP del Real de Gandía abandonaron el pleno extraordinario


La oposición del Real de Gandia abandonó el pleno extraordinario del pasado viernes, un pleno en el que se componía el nuevo gobierno municipal. Los ediles del BLOC-EV y PP abandonaron el pleno tras el discurso del alcalde socialista, por entender que estaba plagado de insultos personales a los que no se les permitió replicar. La polémica se suscitó con la asignación de sueldo a la concejal Inmaculada Castelló de 601 euros mensuales en 14 pagas anuales.




 

Los ediles del BLOC-EV y PP del Real de Gandía abandonaron el pleno extraordinario

El Pleno del Ayuntamiento de Gandia aprovó la ordenanza regulardora del ICIO y el Precio público para actividades culturales. Sin embargo, la primera discrepancia surgio cuando la concejal de Economía y Hacienda, Ana García informó del otorgamiento del derecho de superficue con caracter onoroso para las viviendas de protección oficial que el consistorio construirá en el sector Universitat de la ciudad. El PP votó en contra al considerar que esta modalidad suponía un coste elevado para los futuros compradores y puso de relevancia el hecho de que el Gobierno municipal, a su parecer, no estaba cumpliendo con los compromisos electorales en materia de vivienda.

Por otra parte, y con la única abstención del concejal Ximo Faus, el Pleno aprobó la moción que abogaba por la búsqueda de energias renovables, frente a la energia nuclear. El punto en el que no coincidieron los diferente grupos políticos, fue en aprovar por vía de urgencia la inclusión de una moción que trataba sobre la II República.