El PP denuncia nuevas operaciones de ingeniería financiera del Alcalde Orengo


Para los Populares, se trata de recoger dinero de la empresa pública que previamente había recibido del propio Ayuntamiento. Y esto en el mundo mercantil se llama “pelotazo”, y está totalmente prohibido.




 

El PP denuncia nuevas operaciones de ingeniería financiera del Alcalde Orengo

El grupo municipal Popular de Gandia ha vuelto a denunciar nuevas operaciones financieras por parte del Alcalde Orengo, ante la falta de dinero del Ayuntamiento, que nos llevan a la ruina. Para los Populares, la compra de solares de patrimonio municipal del suelo, propiedad del ayuntamiento, acordada el pasado día 10 de marzo por Iniciativas Publicas Gandia, es una nueva maniobra financiera del Alcalde de Gandia, ante la nula gestión económica del gobierno y delante de la perspectiva que los bancos ya no confían en el consistorio gandiense.

El concejal del Partido Popular de Gandia, Javier Reig, ha manifestado que el tiempo les ha dado siempre la razón cuando afirmaran que las empresas públicas de esta ciudad no sirven más que para desviar la deuda real del ayuntamiento, al no poder endeudarse más.

El pasado día 10 de marzo el Consejo de Administración de Iniciativas Publicas Gandia, S.A., acordó la compra al Ayuntamiento de 5 solares que forman parte de su Patrimonio Municipal del Suelo, presentándose para eso la valoración de los mismos a partir de su valor para la construcción de viviendas de protección pública, dando al conjunto de los 5 solares el valor de 2.952.728,49 Euros, justo el dinero que necesitaba el Alcalde Orengo para tapar unos agujeros que ya hace mucho que los tiene y no sabía como taparlos, por ejemplo indemnizaciones.

Se intenta maquillar el tema, al tratarse de solares que integran el Patrimonio Municipal del Suelo, con la excusa de viviendas sociales, y si esto fuera verdad dicho acuerdo incumpliría la Ley Urbanística Valenciana, la cual exige que dichas bienes solo se pueden vender mediante concurso, excepto en caso de que se vendan a promotores públicos, como se podría considerar a IPG,S.A., que se permite la venta directa cuando en el documento en que  consto la alienación se establezca el destino final de los terrenos transmitidos, el plazo máximo de construcción, etc..

Pero insistimos en cuanto a que la realidad de esta operación no es otra más que una nueva y peligrosa forma que se ha inventado el Alcalde Orengo de conseguir dinero de forma desesperada ante la caótica situación económica en que está dejando en este Ayuntamiento, y en consecuencia a todos sus ciudadanos, para que en caso contrario se hubiere cedido gratuitamente dichas parcelas a la empresa pública, como así lo permite la Ley urbanística Valenciana.