Xeraco pone en marcha una campaña para el reciclaje del aceite doméstico usado


El Ayuntamiento de Xeraco, a través de la Regidoria de Medio Ambiente, ha puesto en marcha una campaña con el objetivo de fomentar el reciclaje del aceite doméstico usado, un residuo muy habitual en todos los domicilios pero extremadamente contaminante.




 

Xeraco pone en marcha una campaña para el reciclaje del aceite doméstico usado

Para fomentar el reciclaje del aceite doméstico, el Ayuntamiento de Xeraco pone a disposición de todos los domicilios un embudo para facilitar la recogida del aceite. Dicho embudo se ha de acoplar en un envase tipo PET de los utilizados por la mayoría de las bebidas refrescantes o el agua mineral. En este envase y, con la ayuda del embudo, se ha de ir depositando el aceite doméstico. Una vez lleno el envase y debidamente cerrado con su tapón original, se debe depositar en cualquiera de los tres contenedores que el Ayuntamiento de Xeraco ha instalado en el municipio. Estos contenedores están ubicados en la avenida Ronda de Bruguieres, junto al Polideportivo Municipal, en la avenida Corts Valencianes y en la avenida Comunitat Valenciana. El gestor autorizado encargado de la gestión recogerá periódicamente los envases y los llevará a la planta de tratamiento. Para fomentar la  utilización de los contenedores para la recogida de aceite doméstico, el Ayuntamiento de Xeraco también ha puesto en marcha una campaña informativa entre los vecinos del municipio, a través del reparto de folletos. Para obtener gratuitamente el embudo, los vecinos deben acudir al Ayuntamiento de Xeraco, a la Agencia de Desarrollo Local.

Tal y como explica el alcalde de Xeraco, Ferran Bofí, “las malas costumbres y la falta de medios adecuados provoca que se viertan a la red de alcantarillado cientos de litros de aceite doméstico. Esta situación supone un gran problema tanto para la depuración de aguas residuales como para las instalaciones de las depuradoras que procesan este agua. Hay que tener en cuenta que sólo un litro de aceite es capaz de contaminar 1.000 litros de agua. Si todos reciclamos nuestro aceite doméstico, además de evitar los vertidos, éste podrá usarse para fines tan diversos como la fabricación de abonos para la agricultura, barnices, pinturas, jabones, crema y diferentes productos de cosmética, entre otros usos. Asimismo, por cada litro de aceite tratado se obtiene prácticamente un litro de biodiésel, un combustible ecológico que cada vez van a poder utilizar un mayor número de vehículos”