El TSJ anula la reparcelación de la urbanización de Kentucky de Gandia


Después de siete años desde que los vecinos de la urbanización Kentucky-Veles e Vents de Gandia empezaran a litigar con el Ayuntamiento en los tribunales, el Tribunal Supremo de Justicia ha anulado la reparcelación de Kentucky que Gandia forzó hace 7 años.




 

El TSJ anula la reparcelación de la urbanización de Kentucky de Gandia

Se trata de una sentencia que obliga en el Ayuntamiento de Gandia a asumir los costes de la urbanización si los vecinos exigen que se retiren las obras. El Partido Popular de Gandia ha exigido al gobierno gandiense que cumpla la ley y solucione este conflicto con los vecinos afectados lo antes posible.

El concejal del PP de Gandia, Javier Reig, ha manifestado que los vecinos de esta urbanización han perdido casi 8 años por culpa de la mala gestión del gobierno municipal de Gandia.

El TSJ ha desestimado el recurso de casación presentado por el consistorio gandiense en 2009, contra la sentencia de este mismo tribunal dictada en 2005, en la que la sala de lo contencioso-administrativo declaraba nula la urbanización y reparcelación del sector conocido como Kentucky, en la playa de Gandia. Ahora, una nueva sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de la Comunidad Valenciana, ha puesto fin a este período de contenciosos, recursos, fallos y más recursos.

La anulación de las obras debería comportar la devolución de los costes de urbanización a los propietarios de parcelas en el sector. Una cantidad que supera los 2,5 millones de euros.

Por su parte, los residentes recuerdan que fueran ellos los que cargaran con los costes de arreglar la zona, con instalaciones de agua y luz, antes de que se aprobara el proyecto de urbanización. Ya en su día, reclamaron al Ayuntamiento que les descontara de las cuotas de urbanización, el dinero desembolsado previamente por cada familia. Y rechazaban la reparcelación porque suponía ceder terrenos de su propiedad para abrir calles. Unos costes que también pedían que fueran a cargo del consistorio gandiense.

Por otra parte, la concejala del PP de Gandia, Carla Ripoll, ha manifestado que el gobierno municipal ha vuelto a dar la espalda a los vecinos de esta urbanización tal y como ya hizo también en otras urbanizaciones como Rafalcaid o Marxuquera.

Con la desestimación del recurso de casación, se declara firme la anulación de la reparcelación y el pago a los propietarios. Y el gobierno municipal tiene ahora un plazo de 2 meses para solucionar el problema con todos los vecinos afectados.