Arc de Mig Punt considera insuficiente la delimitación del entorno de la ermita de San Vicente


La Asociación Arc de Mig Punt - Memoria y Patrimonio considera insuficiente y problemática la delimitación del entorno a la ermita de San Vicente, aprobada por el gobierno municipal de Gandia recientemente.




 

Arc de Mig Punt considera insuficiente la delimitación del entorno de la ermita de San Vicente

Arco de Medio Punto presentará alegaciones para que la delimitación del entorno a la ermita de San Vicente y Alquería de Benieto se adecue a la realidad de este importante bien cultural, con el fin de garantizar la conservación de sus valores culturales y de permitir un uso público en concordancia con su importancia histórica y arquitectónica.

La Presidenta de la Asociación Arc de Mig Punt, Isabel Canet, ha manifestado que no entiende la postura del gobierno gandiense ya que la ermita es un Bien de Relevancia Local, al ser un edificio protegido por la Ley de Patrimonio Valenciano con un alto valor histórico.

Desde Arc de Mig Punt ya han denunciado que el concejal de urbanismo, Fernando Mut, ya ha desestimado una posible compra o permuta del solar adyacente a la ermita y ha otorgado permiso a su propietario para reanudar las obras de la última nave industrial al lado de la ermita.

En dirección a la carretera de Vilallonga, el entorno que le han reconocido a la ermita se limita a 3 metros. Tan ridícula cifra impedirá que este entorno pueda albergar ningún uso digno. En el lado del edificio quedará un pasillo estrecho y estrangulado por las naves industriales, un espacio muerto que puede acabar funcionando como vertedero de desperdicios.

Han criticado que al gobierno gandiense no obedece a un deseo de preservar los valores culturales de la ermita de San Vicente sino, más bien, a asegurar la continuidad futura de dichas naves industriales.

Como Arc de Mig Punt ya alertó el pasado mes de noviembre, esta nueva construcción ocultará definitivamente la ermita y destruirá su conocida perspectiva desde la carretera de Almoines, punto de referencia para todos los ciudadanos y ciudadanas.

De esta manera perjudicará gravemente la integridad de los valores culturales de un edificio que está protegido  por la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano en calidad de Bien de Relevancia Local. Además, la rehabilitación y los posibles usos futuros del edificio quedarán afectados negativamente por su condición de edificio escondido y sin espacio circundando: un edificio que no se ve, está condenado al olvido.