El gobierno municipal mintió deliberadamente a la Conselleria para tumbar Romaguera


Para los eco-nacionalistas, el gobierno gandiense ha manipulado uno de los informes y ha escondido el otro (de Carles Dolç) para conseguir su objetivo a la hora de derribar la Alquería de Romaguera que sí que tenía un claro valor patrimonial y paisajístico.




 

El gobierno municipal mintió deliberadamente a la Conselleria para tumbar Romaguera

El BLOC de Gandia ha denunciado que el gobierno municipal manipuló el informe arqueológico de Carles Dolç para dictaminar que la Alquería de Romaguera no tenía ningún valor patrimonial y no hacía falta preservarla para poder derribarla y seguir adelante con el PAI proyectado en el distrito de Santa Ana, cuando la realidad era muy distinta.

El Portavoz del BLOC de Gandia, Josep Miquel Moya, ha manifestado que los eco-nacionalistas culpan al gobierno de esconder información de forma intencionada para conseguir su objetivo.

El BLOC constata que el gobierno municipal había escondido el informe del arquitecto Carles Dolç desde julio de 2009, porque era favorable a la conservación de la alquería, al que fue derribada hace algunos meses. Los eco-nacionalistas recibieron el informe - datado en julio de 2009 - después de numerosas peticiones y de amenazar con presentar un contencioso-administrativo.

Los eco-nacionalistas recuerdan que el Ayuntamiento de Gandia también manipuló la interpretación del informe arqueológico de Víctor Algarra, que databa la alquería en el siglo XVI para concluir que no tenía valor.