El PP Gandia exige aclaraciones a Orengo por los 275.000 euros concedidos para la compra de un local a la hija de su teniente alcalde


Ante el nuevo escándalo protagonizado por el PSPV de Gandia publicado por un medio de comunicación, desde el PP de Gandia se ha lamentado “la espantada de Orengo” al no querer dar la cara por los supuestos casos de “amiguismo” que está teniendo su gestión, el último con su teniente de alcalde Antoni Gomar al que “dio 275.000 euros para la compra de un local de su hija”.




 

El PP Gandia exige aclaraciones a Orengo por los 275.000 euros concedidos para la compra de un local a la hija de su teniente alcalde

En estos términos se ha pronunciado el Vicesecretario de Comunicación del PP de Gandia, Víctor Soler, quien ha puesto de relieve que “la gestión de Orengo pasará a la historia como el periodo más oscuro y turbio de la democracia gandiense.” El portavoz popular ha indicado que es “incomprensible” el descaro de la actuación del primer edil al beneficiar a “manos sueltas a su círculo más próximo. “Los casos de amiguismo de J.M. Orengo están situando a Gandia en la picota de la actualidad regional y dejando en mal lugar a nuestra ciudad”, ha indicado Soler.

Soler ha querido constatar que no es la primera vez que Orengo beneficia a la misma familia, “solo hay que recordar las adjudicaciones de los opinometros, la marca del V Centenario de los Borja, las campañas del transporte público o la coincidencia de personajes que se repiten en toda la turbia trama”.

En este nuevo caso, su teniente de alcalde vuelve a salir beneficiado con la compra de un local por parte de la Federación Valenciana de Futbol de la Comunidad Valenciana (FVFCV) por valor de 257.000 euros. Dándose la circunstancia de que el local pertenece a la hija del teniente de alcalde y que el tesorero de la FVFCV es hermano del mismo. “Se podrá dudar de la legalidad del procedimiento, pero no cabe duda de la inmoralidad del mismo, ha argumentado Soler.”

Soler a su vez ha querido contestar a las declaraciones del portavoz socialista, Vicent Mascarell, en las que aseguraba que fue una “decisión avalada por el Consell de Participació Ciudadana” y “aprobada por el Plenario del Ayto. de Gandia”. A tal efecto, Soler ha asegurado que “las decisiones del Consell no son en absoluto vinculantes” a la que ha añadido que “a buen seguro los integrantes del Consell desconocían de los detalles oscuros del procedimiento pergeñado por Orengo”. Además, solicita a Mascarell que no mienta “asegurando que el Pleno aprobó las ayudas”, puesto que “aquí el único que sacó adelante la iniciativa fue el PSOE, tal vez porque sabía el rédito que podía extraer de ella”. “Sin el voto favorable del PSOE, no se hubiera producido la compra”.

Además Soler ha querido poner de relieve un capítulo más de “las mentiras de Boix”, al asegurar éste que el líder del PP en Gandia, Arturo Torró, acudió a la inauguración del local, “dato totalmente falso” es por ello que “Boix vuelve a mentir sin ningún tipo de reparo”.

La situación se agrava cuando un directivo de la Federación de Fútbol “avisó de que no era correcto comprar dicho local”, según este directivo. Asimismo todo indica que “cuando se concedió la subvención ya estaba claro que iba ser para ese local”. Para Soler, “son demasiadas coincidencias”.