Oliva celebra este fin de semana las calderas de Sant Antoni.


La localidad de Oliva celebrará durante el próximo fin de semana las tradicionales Calderas de Sant Antoni, junto con el típico Mercado Medieval, que se ubicará un año más en el Raval de la ciudad. Durante el sábado, los festeros de Sant Vicent confeccionaran de forma tradicional y en las típicas calderas de cobre, las tradicionales calderas de arroç en fessols i naps que repartirán de forma totalmente gratuita entre algo más de 2.000 comensales. Durante el sábado, y también el domingo, se celebrará el tradicional mercado medieval, que este año presenta la novedad de que en domingo, en el lugar de las calderas, se ubicará una ludoteca infantil. El porrat de Oliva se celebrará el 17 de enero y concluirán las actividades el 21 y 22 con el “tiraste” y la tradicional bendición de animales. Cabe recordar que esta actividad está incluida dentro de la tradicional “ruta dels porrats” de la Safor.




 

Oliva celebra este fin de semana las calderas de Sant Antoni.

No hubo color en el partido. Desde el principio se vio que el Oliva lo iba a tener muy complicado para puntuar en el campo de la Murta de Xátiva ante un Ontinyent muy crecido y superior.

Otra vez, el partido estuvo condicionado por el tempranero gol del rival. Los olivenses vieron como su portería se perforaba a los pocos minutos del comienzo. Y es que una vez más, el comienzo del conjunto olivense fue malo.

El equipo de Suso Monzó, con numerosas bajas, no llegó a inquietar la puerta del rival en todo el encuentro, salvo la ocasión que desaprovechó Kike en la recta final del mismo cuando el partido ya estaba sentenciado.

La séptima derrota de la temporada a domicilio se finiquitó prácticamente en la primera parte, después del 2 a 0 en contra con el que se llegó al descanso.

En el segundo período fue más de lo mismo. Un Ontinyent lanzado, amo y señor de la situación, ante un rival muy flojo y sin llegada.

Al final, 3 a 0 y el Oliva que termina el 2005 situado en zona de descenso. Bien le vendrán las fiestas para tomar nuevos bríos y afrontar el nuevo año con más fuerza.