UV de Oliva critica la liquidación en negativo del presupuesto municipal de 2009


La Comisión de Hacienda y Bienes Municipales, celebrada el pasado jueves día 22 de abril, y que en el transcurso de la cual se nos dio cuenta de la liquidación del presupuesto municipal del ejercicio 2009. Dicha información, aunque tardía, viene a constatar las denuncias realizadas por este grupo municipal, sobre la falta de previsión y la mala gestión económica que está llevando a cabo el Sr. Fuster alcalde de Oliva, el Sr. Sabater Delegado de Hacienda, y su gobierno municipal.




 

UV de Oliva critica la liquidación en negativo del presupuesto municipal de 2009

Vista dicha liquidación, resulta preocupante y extremadamente delicado, el estado actual en que se encuentran las castigadas arcas municipales, dado que en el transcurso de esta comisión, se confirmó la liquidación del Remanente de Tesorería para gastos generales, y por segundo año consecutivo, en NEGATIVO que ascendía a 683.889,76 euros, a lo cual hay que sumar, de momento, 647.908,85 euros más, de facturas impagadas a proveedores durante el mencionado ejercicio. Este desfase presupuestario de 1.331.798,61 euros, viene a demostrar que el gobierno del Ayuntamiento de Oliva, no cumple los acuerdos plenarios, al  incumplir claramente el Plan de Saneamiento que aprobó el 25 de junio de 2009.

 

Además de lo anterior, también se incumple claramente el objetivo de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, entendida como la situación de equilibrio o de superávit en términos de capacidad de financiación, porcentaje que para el año 2008 se fijó  en el  4,81% de déficit máximo permitido por Ley. Llegando a situarlo en esta  liquidación, en el preocupante 8,56 %, o lo que es lo mismo, en un déficit presupuestario, entre ingresos y los gastos no financieros, de 2.119.761,11 euros. La cual cosa obligará al Ayuntamiento a aprobar un Plan Económico-Financiero, todo ello para no sobrepasar la asfixiante cantidad de 20 millones de euros de deuda municipal. Cantidad a la que hemos llegado progresivamente con el Sr. Fuster y su gobierno (PSOE-BLOC).

 

Resulta evidente, tras lo expuesto, que las clases “teóricas de economía” del Sr. Sabater, con en el beneplácito del Sr. alcalde, empiezan a resultar carísimas para las ciudadanas y ciudadanos de Oliva, que soportan una tributación alta y encima tienen que sufrir las consecuencias en la merma de prestación de servicios  de un Ayuntamiento  cada año, con este gobierno, más endeudado.