El arzobispo de Valencia, presidirá mañana una misa en la colegiata de Gandía


El arzobispo de Valencia, monseñor Agustín García-Gasco, presidirá mañana una misa de acción de gracias con motivo de las bodas de oro sacerdotales de numerosos presbíteros valencianos, que concelebrarán el acto con el prelado, según informaron fuentes del Arzobispado a través de Avan. La ceremonia tendrá lugar a las 13.00 horas en la colegiata de Gandia, el mismo templo donde el 29 de junio de 1953, el entonces arzobispo de Valencia, monseñor Marcelino Olaechea junto con su obispo auxiliar monsdñor Jacinto Argaya, administró la ordenación sacerdotal a 52 presbíteros. Entre los valencianos que cumplen su 50 aniversario sacerdotal figuran los actuales obispos de Mondoñedo-Ferrol y de la diócesis chilena de Ancud, monseñores José Gea y José Luis Ysern, respectivamente; el vicario general de la archidiócesis de Valencia, Eduardo Margarit; así como el capellán del Valencia Club de Fútbol, Elias Llagaria, y numerosos sacerdotes destinados en diferentes parroquias de la diócesis de Valencia. Además, a la ceremonia de mañana acudirán, numerosos párrocos de Gandia y la vicaría de la comarca de La Safor, así como familiares y amigos de los sacerdotes de la promoción de 1953, según indicaron las mismas fuentes.




 

El arzobispo de Valencia, presidirá mañana una misa en la colegiata de Gandía

Federico Millet ha asegurado en la presentación de su candidatura, que se trata de una decisión de conjunto y no personal, que se presenta a presidir FAES porque se siente apoyado por un amplio grupo de gente que son los miembros de la junta directiva de su asociación, y porque piensan que el dinamismo y la evolución de ASEMHTSA de los últimos cuatro años son el aval suficiente para demostrar de lo que son capaces de hacer.

Millet ha insistido en que se trata de una opción de equipo y que entre sus objetivos fundamentales estaría el de dinamizar más si cabe la federación, ampliar el número de miembros, realizando contactos fundamentalmente con sectores que se han quedado de momento fuera como serían el sector agrícola y hortofrutícola , además de conseguir una mayor implicación de las asociaciones.

Un cuidado especial por el pequeño y mediano empresario, que son la mayoría de los existentes en la comarca, además de una ambición por mejorar las infraestructuras de la Comarca, son también objetivos fundamentales a conseguir. Eso sí, Millet asegura que el movimiento empresarial es dinámico y el asociativo también está vivo, por lo que las líneas fundamentales a seguir deberán también ir cambiando según las necesidades de los empresarios y la sociedad.