La plaga del picudo Rojo afecta a las palmeras de Gandia


El Ayuntamiento de Gandia ha decidido subvencionar la tala y además, ofrecer jornadas informativas de prevención.




 

La plaga del picudo Rojo afecta a las palmeras de Gandia

La larva del picudo rojo ha afectado, desde el pasado mes de septiembre, a casi un centenar de ejemplares y el número podría crecer porque la Conselleria de Agricultura ha anunciado que no se hará cargo de la tala de las palmeras enfermas, porque es responsabilidad de los propietarios de los árboles.

De las 15.000 palmeras contabilizadas en el término municipal, 2.500 dependen del consistorio, y estas, según el responsable del departamento de Servicios Básicos al Ciudadano, Jesús Ribes, están libres de la plaga gracias al tratamiento preventivo que se realiza desde el pasado mes de septiembre.

La Conselleria se ha visto desbordada por los numerosos casos registrados en toda la Comunidad Valenciana. El avance de la plaga se está produciendo en las palmeras que se ubican en propiedades privadas. Por este motivo, el mantenimiento es responsabilidad de los propietarios.

Por su parte, el concejal de Agricultura, Manolo Rufat, ha confirmado que el Ayuntamiento ayudará a los propietarios con subvenciones de alrededor del 30 o 40 % del coste total de la tala de palmeras enfermas. Y la Conselleria se hará cargo del traslado y destrucción de los ejemplares enfermos.

El consistorio gandiense ha instalado además 45 trampas en el término municipal para atraer a las hembras, más peligrosas que los machos por su capacidad para poner huevos.

Desde el consistorio afirman que mantener una palmera sólo cuesta unos 6 ó 7 euros por ejemplar 2 veces al año, en primavera y en otoño, mientras que talar una palmera cuesta mucho más, en función de su ubicación y altura.