El PSOE de Barx ha pedido al gobierno la rescisión del contracto con la empresa distribuidora del agua


El PSOE de Barx ha pedido al gobierno municipal la rescisión del contracto que tiene firmado el ayuntamiento con la empresa HIDRA, encargada de la distribución del agua potable. Según los socialistas esta rescisión es necesaria ante el informe presentado por la empresa en el que, si la empresa abonó por 5 años de gestión una cantidad de 157.465 euros, ahora por año y medio de gestión ya demanda al ayuntamiento 70.935 euros por pérdidas que deben ser asumidas por la población. La empresa como solución propone un aumento del 45% en la tasa del agua municipal, algo que los socialistas afirman no estar dispuestos a aceptar. Por ello proponen finiquitar este contrato y municipalizar el agua a partir de enero del 2004. El PSOE responsabiliza al anterior gobierno del PP de esta situación por la premura que mostraron en firmar este contrato con la empresa, un contrato que afirman, se ha convertido en la quiebra económica del municipio.




 

El PSOE de Barx ha pedido al gobierno la rescisión del contracto con la empresa distribuidora del agua

Federico Millet ha asegurado en la presentación de su candidatura, que se trata de una decisión de conjunto y no personal, que se presenta a presidir FAES porque se siente apoyado por un amplio grupo de gente que son los miembros de la junta directiva de su asociación, y porque piensan que el dinamismo y la evolución de ASEMHTSA de los últimos cuatro años son el aval suficiente para demostrar de lo que son capaces de hacer.

Millet ha insistido en que se trata de una opción de equipo y que entre sus objetivos fundamentales estaría el de dinamizar más si cabe la federación, ampliar el número de miembros, realizando contactos fundamentalmente con sectores que se han quedado de momento fuera como serían el sector agrícola y hortofrutícola , además de conseguir una mayor implicación de las asociaciones.

Un cuidado especial por el pequeño y mediano empresario, que son la mayoría de los existentes en la comarca, además de una ambición por mejorar las infraestructuras de la Comarca, son también objetivos fundamentales a conseguir. Eso sí, Millet asegura que el movimiento empresarial es dinámico y el asociativo también está vivo, por lo que las líneas fundamentales a seguir deberán también ir cambiando según las necesidades de los empresarios y la sociedad.