CCOO ha valorado la situación laboral de la comarca de la Safor


CCOO ha valorado la situación laboral de la comarca de la Safor. Una situación que se enmarca dentro de cifras que marcan que el 5% de la ciudadanía de la Safor se encuentra en paro, o lo que es lo mismo, en el mes de septiembre había en la Safor 4.121 parados, de los cuales un 62% son mujeres. En cuanto a la contratación, de enero a septiembre se realizaron en la comarca 29.199 contratos nuevos, de los cuales un 10’5% son indefinidos y un 89’5% son eventuales. De los contratos indefinidos, un 5% son a tiempo completo, y el resto son de fijos discontinuos o a tiempo parcial. En los contratos eventuales el 70% de los contratados son mujeres. Por tanto, desde CCOO se ha establecido que la salud laboral de la Safor no siendo muy negativa, tampoco es buena. Una situación en la que se ha detectado un aumento importante de la precariedad, que además va unido a la siniestrabilidad. Otra de las cifras preocupantes es que existe un techo de 3.700 parados, cifra imposible de rebajar.




 

CCOO ha valorado la situación laboral de la comarca de la Safor

Federico Millet ha asegurado en la presentación de su candidatura, que se trata de una decisión de conjunto y no personal, que se presenta a presidir FAES porque se siente apoyado por un amplio grupo de gente que son los miembros de la junta directiva de su asociación, y porque piensan que el dinamismo y la evolución de ASEMHTSA de los últimos cuatro años son el aval suficiente para demostrar de lo que son capaces de hacer.

Millet ha insistido en que se trata de una opción de equipo y que entre sus objetivos fundamentales estaría el de dinamizar más si cabe la federación, ampliar el número de miembros, realizando contactos fundamentalmente con sectores que se han quedado de momento fuera como serían el sector agrícola y hortofrutícola , además de conseguir una mayor implicación de las asociaciones.

Un cuidado especial por el pequeño y mediano empresario, que son la mayoría de los existentes en la comarca, además de una ambición por mejorar las infraestructuras de la Comarca, son también objetivos fundamentales a conseguir. Eso sí, Millet asegura que el movimiento empresarial es dinámico y el asociativo también está vivo, por lo que las líneas fundamentales a seguir deberán también ir cambiando según las necesidades de los empresarios y la sociedad.